EL COMEJÉN…T

¡Morena no perderá Centro!


Óscar Ariel Escalante Zapata

Lecturas: 1148

Pese a que la mayoría de los habitantes de la capital del estado están en desacuerdo con la forma de gobernar del alcalde Evaristo Her­nández, así lo demuestran las diversas encues­tas, Morena no se encuentra en riesgo de perder Centro.

Lo avalan dos grandes razones, la prime­ra, es un encargo que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, le dejó al gobernador del estado, Adán Augusto López Hernández: por nada del mundo quiero que se pierdan Centro y Paraíso, el primero es la capi­tal y el segundo es donde irá la refinería.

Luego entonces echarán toda la carne al asa­dor para no perder las elecciones en ambos mu­nicipios; no habrá el efecto AMLO, pero si harta logística, estructura, dinero a carretadas, pro­gramas, etc., sin importar que descuiden el res­to de las comarcas, de las que nueve si están en riesgo, por encontrarse mal administradas.

La segunda razón es que Morena, en este momento, tiene una amplia baraja de aspiran­tes que enamoran y hasta le llevan flores y sere­nata a la llamada ‘Joya de la Corona’.

Entre los nombres que suenan más fuertes para enderezar la nave que hoy ha perdido el rumbo, figuran: Ariel Cetina Bertruy, Ma­rio Llergo Latournerie, Jorge Bracamonte Hernández y Jesús de la Cruz Ovando, me­jor conocido como ‘Ovando’.

Y todavía se dan el lujo de tener una especie de ‘segunda división’ en donde aparecen, más que nada por ser conocidos, que por buenas ac­ciones: Fernando Mayans Canabal, Jesús Alí de la Torre y Nelly Vargas Pérez, aunque Centro será para un varón; Manuel Rodríguez buscará repetir en la diputación federal y De la Vega como vocero y cobrador de CFE está eli­minado de antemano, al igual que Madian de los Santos.

Del resto de los partidos políticos, muy po­cos sobresalen, entre ellos el químico Granier, y aunque nos gustaría un agarrón entre éste y Ariel, porque hicieron el 1-2 en el trienio 2000- 2003, la participación del primero será limita­da.

No puede ni debe interferir con los proyec­tos del gobierno estatal, pues a Morena le debe su salida anticipada de la cárcel; por ello solo es­tá impulsando a su hijo Fabián para una diputa­ción local.

Adrián Hernández Balboa no gastará sus ahorritos en una aventura, Juan Manuel Fócil tampoco dejará la senaduría y Gerardo Gau­diano está igual de quemado que Alí.

 



Columnas anteriores

visitas