POR LA LÍNEA DE GOLPEO

La magia contra el equipo


PACO ESPINOSA

Lecturas: 324

› Qué tal amigos de Grupo Cantón, es un gusto para mí poder estar en contacto con todos ustedes a través de este espacio de futbol americano. Gracias por la invitación y tengo que reconocer que cuando de manera inicial me pidió que hiciera algún comentario o una columna sobre el Súper Bowl, en principio me negué me negué más que nada porque todos ustedes saben le voy a los 49ers de San Francisco de toda la vida y eso me resta objetividad para escribir sobre el Superdomingo. Sin embargo, soy de los que piensa que hay que entrarle a todos los retos y aquí estamos buscando ubicar cómo creo va a estar este gran juego del próximo domingo 2 de febrero.

Vamos a comenzar con Patrick Mahomes, el joven mariscal de campo de los Jefes es la clave para que Kansas gane y la verdad es una maravilla este quaterback que tiene todo para ser el número uno de la nueva generación de jugadores en esta posición.

La defensiva de San Francisco es élite, con cuatro frontales dominantes y tres linebackers rapidísimos y que saben taclear pero frenar a Mahomes es casi imposible.

Lo pueden disminuir pero evitar que les haga daño no creo que pase.

Mahomes reúne la movilidad de un Russell Wilson, la velocidad de Lamar Jackson, la potencia en el brazo de un Drew Brees y la precisión de Aaron Rodgers. Es es el quaterback perfecto, sí pero eso no garantiza que Kansas gane y ahí van mis razones, objetivas o no crean ustedes.

San Francisco posee un ataque terrestre demoledor y contundente; y los Jefes de Kansas City, si tienen una enorme debilidad es para frenar las carreras y ahí veo ofensivas largas, consumidoras de tiempo que por el bien de los Niners tienen que concluir con puntos.

Quienes digan que Kansas City frenó a Henry de los Titanes está equivocado porque Henry dejó de correr por orden de su coach cuando se vieron abajo en el marcador.



visitas