DESDE LA YARDA CERO

Los vientos de Miami-Dade


Charly Levi

Lecturas: 321

Cuando el ovoide logre surcar la atmósfera del Hard Rock Stadium el próximo domingo 2 de febrero, tras el kick off que marcara el arranque del Súper Bowl LIV, la Ciudad de Miami se convertirá en la sede que más juegos de Súper Domingo habrá albergado desde 1967. Marca que será igualada por otra sede favorita de la NFL: Nueva Orleans, que para febrero del 2024, recibirá la edición LVIII para albergar también 11 ocasiones el gran evento.

San Francisco y Kansas City se encuentran ya en la sede para esperar el “Día D” de la temporada, duelo que no proyecta a un marcado favorito, a una semana de saltar al emparillado en pos del trofeo Vince Lombardi.

El famoso Condado de Miami- Dade, territorio que albergo también al emblemático Orange Bowl, el cual fue sede del gran juego en cinco ocasiones, también incluye dentro de su demarcación las instalaciones del Hard Rock Stadium en la zona conocida como Miami Gardens.

Bautizado de manera inicial como el Joe Robbie Stadium, la primera vez que este inmueble recibió al gran espectáculo del Súper Bowl fue en la edición XXIII, precisamente cuando los 49 ers de San Francisco derrotaron a los Cincinnati Bengals por score final de 20-16 con gran actuación del receptor Jerry Rice, quien fue nombrado el MVP en enero de 1989.

Curiosamente, la segunda vez que el inmueble albergó su segundo Súper Bowl, los 49 ers llegaron de nuevo como los monarcas de la NFC y esta vez tuvieron prácticamente día de campo en él XXIX para imponerse 49-26 a los San Diego Chargers en la séptima ocasión que se efectuaba en Mami-Dade, contando con la gran actuación del zurdo Steve Young para la victoria.  

 



visitas