EL TABASQUEÑO

¿La prensa se muere en Tabasco?


Héctor Tapia

Lecturas: 1632

Sin subsidio se marchitan los periódicos artificiales

Tabasco HOY fortalecido en periodos de crisis

Hacía semanas, para ser since­ro, que había dejado de leer los domingos los periódicos lo­cales que se editan en Tabas­co, un ritual que desde hace más de 20 años había venido realizando rigurosamente en busca de noticias o artículos de opinión que me permitieran estar informado.

Aunque mi receso dominical no ha sido largo, sí me ha sorprendido encontrar sobre el escritorio únicamente cuatro periódicos: Tabasco HOY, Novedades, Rumbo Nuevo y El Sol. Atrás quedó aquél bulto de papel que domingo a domingo llegaba a la oficina y que entre semana crecía voluminosamen­te con 12 periódicos impresos, incluidos vespertinos.

Hoy en Villahermosa sólo se imprimen nueve diarios, de los cuales cinco han tomado la decisión de circular únicamen­te de lunes a sábado debido a las penurias que atraviesan, en una parte por el nuevo paradigma digital, pero principalmente porque la actual administración de Adán Augusto López Hernández ha decidido dejar de mantenerlos artificialmente con lo que antiguamente se llamó el ‘subsidio gubernamental’.

Es cierto que a todos los medios conven­cionales (prensa, radio y televisión) se les ha querido escribir un certificado de defunción ante la globalización de las noticias y el entretenimiento que permite el internet, pero el caso de la pren­sa en Tabasco (como mucha seguramente en el país) tiene sus peculiaridades, es una prensa que en su gran mayoría nunca triun­fó, que no logró una cuota de lectores y que sin embargo se mantuvo subsidiada por los gobiernos en turno como herramientas de legitimación.

Hace unos 15 años un director de Co­municación Social y Relaciones Públicas del Gobierno respondía, ante mi cuestio­namiento, que todos esos 11 diarios que se publicaban en Tabasco representaban para ellos el contrapeso a la información que difundía Tabasco HOY.

Me aseguraba que de acuerdo con un es­tudio que jamás vi, todos esos diarios juntos representaban el 40 por ciento del mercado de lectores de periódicos en el estado y que al mante­nerlos subsidiados potencia­ban la versión oficial contra un Tabasco HOY que ha mantenido acuerdos publicitarios con los gobiernos, pero que siempre ha defendido su libertad.

Hoy que nuevos tiempos políticos soplan en Tabasco y que el actual gobierno no considera que invertir en los medios sea una prioridad para difundir lo que hace, esa prensa artificial que durante años mantu­vieron viva gobiernos priistas, languidece, nunca buscaron lectores, sólo negocios. Entre sus dueños no hay periodistas, hay políticos, algunos empresarios y hasta ganaderos que vieron en imprimir mil o dos mil ejemplares un rentable negocio y buenas relaciones.

Tabasco HOY desde que nació ha sido combativo, rudo, incómodo y hay ejem­plos claros de lo que digo:

En 1987 el mismo gobernador Enrique González Pedrero le dijo a don Miguel Cantón Zetina que él le recomendaba que no pusiera el periódico y de entrada le negó toda publicidad oficial.

En 1997 el gobernador Roberto Ma­drazo, que soñaba con ser Presidente de México se incomodaba ante cualquier noticia que mostrara la realidad de Ta­basco, cuando él quería venderse como el gobernante modelo y llevó al diario a un duro enfrentamiento.

En 2007 Andrés Granier empecinado en destruir al diario llegó al exceso de los montajes, de la creación de publicaciones apócrifas tratando de desacreditar al me­dio y a sus dueños. Es histórica la imagen del conductor estelar de noticias de TVT quemando un ejemplar del diario en vivo en pleno noticiero.

• • •

Todas estas experiencias, todas las batallas, dejaron un aprendizaje funda­mental que permiten hoy a Tabasco HOY mantenerse en pie: hacer que este diario viviera o sobreviviera de sus propios ingresos, de su circulación y de su publi­cidad. Es cierto que hoy el diario batalla con su nómina, esto deriva principal­mente de la terrible economía estatal que tiene a los sectores productivos sin ventas y por lo tanto con pocos recursos para la publicidad.

Pero la aparición de nuevas herra­mientas han movido a Tabasco HOY a un cambio del modelo de la empresa, que ha dejado de ser sólo un diario impreso y se encamina a consolidarse como una empresa de telecomunicación, hoy no solo nos leen en el papel, la red de medios que Grupo Cantón ha establecido en el centro y sures­te del país tiene hoy cinco veces más fuerza que en su pasado reciente.

Hoy, cuando en el mundo del periodismo se debaten conceptos como si el nombre ‘periódico’ sigue existiendo, tomando en cuanta que la ve­locidad con la que se publican las noticias en internet no son ya ‘periódicas’, sino instantáneas y sin un momento fijo, Ta­basco HOY se dispone a acelerar el paso, consciente de que en todas las transfor­maciones como la tecnológica que vivi­mos en estos tiempos se dejan muertos en el camino.

El periodismo, al que desde hace años le han decretado la muerte, está más vivo que nunca, como un órgano vital de la so­ciedad, como un nervio, dicen, que brinca ante el menor descontento del poder.

Aunque hay que entender también que ese periodismo tiene que ejercitarse, sacudir, engrandeciendo la práctica del oficio, sólo eso ofrecerá fe de su salud.

Yo tengo claro que mientras exista el periodismo, existirá Tabasco HOY.

 

“Sin libertad de prensa real, ni hay democracia ni hay Periodismo. Sólo servicio de mensajería”.

JOSÉ LUIS GUTIÉRREZ,

PERIODISTA ESPAÑOL

 



Columnas anteriores

visitas