DOBLE FILO

Se busca un pueblo educado


Homero T. Calderón

Lecturas: 670

En teoría, la Secretaría de Educación (SE) y la UJAT, rectoras ambas de la educación y cultura de Tabasco, ya tienen resuelto su problema. Falta ver cómo se comportan ambas entidades para resolver el gravísimo problema de nuestro estancamiento educacional. Ese estancamiento que tiene a Tabasco en el lugar 32 entre los estados con más burros por hectárea.

Ese estancamiento brutal que nos tiene entre los estados con mayores ciudadanos propensos al suicidio; ese estancamiento que nos exhibe como uno de los estados donde los feminicidios son el pan cotidiano; ese estancamiento desigual que tiene a Tabasco entre los estados con más pobres del país. Esos graves problemas los provoca la mala educación.

La abogada Egla Cornelio Landero ha sido probada durante su vida profesional como académica; como secretaria de Movilidad y ahora como secretaria de Educación. Digamos que la señora ha pasado por todas las aduanas de la política tratando de demostrarnos que es una funcionaria de las llamadas “CH.P.T. (Chingonas pa´todo). Aunque sus logros hasta ahora no la hayan transportado de la incipiente Liga Instruccional Tabasqueña hacia las Grandes Ligas, llegar a la SE es su gran oportunidad. Ojalá se proyecte porque en la SE se necesita un político que reorganice el changarro que Guillermo Narváez ya estaba logrando. Crucemos los dedos porque doña Egla logre su cometido…

A la UJAT llegó uno de los más cotizados hombres de política que tiene actualmente el gobernador. ¿Qué problemas tiene que resolver Guillermo? Tiene que sacar a nuestra Universidad del espantoso bache en que se encuentra. Es increíble que se le hayan dotado de tantos recursos para proyectarla y esto no suceda. Obviamente, porque la UJAT está hasta ahora secuestrada.

Maneja tanto dinero la Universidad, que han proliferado en ella todos los comerciantes del templo. Guillermo Narváez llegó para sacarlos a latigazos. Pero en lo positivo, las mejores cualidades del Rector serían, una excelente mano izquierda; excelentes credenciales como maestro; estupendo nivel académico y cultural, pero sobre todo es un hombre que ya aprendió de política.

Yo creo que a la UJAT –y a nuestra educación-les esperan muchos días de esplendor…  

 



Columnas anteriores

visitas