EL COMEJÉN…T

Capacidad y honestidad en la obra pública


Óscar Ariel Escalante Zapata

Lecturas: 1237

Solicité una cita desde el año pasado con el titular de SOTOP, Luis Romeo Gurría Gu­rría, porque me intrigaba la idea de: ¿cómo es que un economista, un empresario plata­nero, dirige la obra pública estatal, promete y cumple una por día durante cuatro meses a través del programa ‘Día a día, la reconcilia­ción se construye’ y además, se da el lujo de alargarlo hasta marzo de 2020, para un total de 210 o más?

Por diversas razones se fue aplazando, siempre con los atentos avisos de su secreta­ria Rosita, hasta que hace unos días, cuando llegó a la obra 136, por fin terminó mi anhela­da espera. Había concluido una reunión con el dirigente estatal de la CMIC, Ing. José Luis Valencia y su comitiva, cuando tocó mi tur­no; ya me esperaba un sonriente secretario.

Luego del saludo cordial, arremetí con mi inquietante duda a la que con tranquilidad respondió: ‘tengo un gran esmero por hacer las cosas bien y cuento con un excelente equi­po de trabajo; cuando llegué no sabía muchas cosas, obvio, soy economista y empresario platanero, pero mi deseo de servir con hones­tidad, capacidad y lealtad a quien me puso, el gobernador Adán Augusto López Hernán­dez y al pueblo de Tabasco, me han sacado adelante, y ahí la llevamos.

‘Además -agregó- tengo buena comunica­ción con el gobernador, y con el titular de Fi­nanzas, Said Mena, quienes nunca dicen no a los proyectos, siempre es un ‘déjame ver’ y al final hay recursos para hacer las obras, y cuento también con el apoyo de los alcaldes, quienes nos dicen cuáles son las prioritarias en sus respectivos pueblos, y de esa manera trabajamos para quienes más lo necesitan’.

El lic. Gurría, cambió momentáneamen­te el plátano y el rancho por el cemento, sin embargo no se olvida del todo, del primero, ya que su oficina la adornan afiches de racimos y de ganado vacuno.

No está casado con la idea de perpe­tuarse en la secretaría todo el sexenio, es­tá cumpliendo cabalmente donde lo puso el gobernador, y si lo cambian de dependencia, además de dejar una huella profunda en ésta, aprenderá y dará resultados en la que lo pon­gan, con esa sencillez que lo caracteriza como un excelente ser humano (Parte I).

 



Columnas anteriores

visitas