VECTOR X

Egla, nepotismo; Chicho cuca al tigre


Luis Antonio Vidal

Lecturas: 1335

A una semana de haber asumido sus nuevos cargos en el gabinete estatal, Egla Cornelio y Narciso “Chicho” Oropeza enfrentan condi­ciones distintas. El secretario de Movilidad ya mandó los primeros mensajes de cómo será el trato con los transportistas. Prime­ro, lanzó un ultimátum y fijó a los socios del Transbus el plazo de un mes para presentar un proyecto de modernización, so pena de sufrir las consecuencias.

Al día siguiente, el conocido notario sol­tó otro derechazo: se emprenderá una fe­roz campaña en contra de los Uber y todos aquellos que brinden servicio fuera de la ley.

Aplausos. ¿Por qué primero contra UBER y no contra los cientos de peligrosos piratas amarillos? Pues porque es una empresa po­líticamente vulnerable. A ver cómo le va al abogado, nuevo en estas cosas de gobierno, si con esas ansias de novillero doma a la fie­ra transportista o sale tarasqueado.

Doña Egla, por su parte, aún no prac­tica rounds de sombra con sindicatos o maestros. Llegó, eso sí, a la secretaría de Educación a barrer con personal de todos los niveles. Empleados se comen las uñas de sólo pensar que la guillotina les puede caer en cualquier momento.

Por lo pronto la profesora ubicó a fami­liares y conocidos en cargos de primer or­den, según denuncias surgidas al interior de la dependencia. A menos que la señora lo desmienta, tiene un par de parientes en el primer orden de la estructura, como su primo hermano Anibal Cornelio quien despacha en la dirección de Recursos Mate­riales de la SE. Caer en nepotismo, error de principiantes. En fin.

 

LA MORRALLA

Después de un año en funciones, Cesar Antonio Medina Reynés dejará de ser de­legado estatal del IMSS a partir del uno de febrero, afirman quienes lo han tratado*** Hasta mañana.

 



Columnas anteriores

visitas