CHISME Y COTORREO

Con la mochila segura


Juan Cadena

Lecturas: 262

Registrar las mochilas en cualquiera es­cuela y de cualquier nivel, nos evitaría mu­chos dolores de cabeza, nada que ver con los derechos inhumanos, ya que no se es­tán profanando la intimidad de ningún menor, en años pasados los polis munici­pales, cateaban a los visitantes de los cen­tros recreativos, bares y cantinas, por no decir puteros de mala muerte, como no se sabía nada de derechos, ni quien digera na' ni na', así que en los colegios si se debiera implementar la mochila segura con el su­seso ocurrido en Torreón Coahuila dón­de un menor se quitó la vida, no sin antes arrebatarle a la de la maestra, hiriendo a unos compañeros, este caso atípico se dio a conocer ante los ojos del mundo, por cier­to que el abuelo de este menor fue deteni­do por el delito de omisión de cuidado en la guarda y custodia, no obstante de es­tos acontecimientos, un menor en Monte­rrey, subió a las redes sociales una tirotiza en una escuela, poniendo en alerta a todas la corporaciones policiacas, por buena for­tuna solo fue una broma de mala leche, por no decir una manada de mal sabor de bo­ca. En las redes sociales se hace viral un vi­deo, dónde in cliente retira 76 mil pesos, del banco Santander de Boca del Río Ve­racruz, mismos que le fueron tornados en calidad de robo, por cuatro sujetos malpa­ridos, que lo estaban esperando afuera de la sucursal bancaria, de inmediato la vícti­ma le reclamó a la cajera que lo atendió, que ella fue quién les dio el pitazo, a las maldi­tas ratas que resultaron ser familiares, el hermano y el novio, ! Bonita la muchachita ! ta ki los parió si son una verdadera cuna de mouses, esto es el pan nuestro de cada día en los banco de Tabasco, como saben las ratas quién y cuanto retiran del banco, es indudable que este delito se da amenu­do, lo más raro fue el robo de señales de los Astros de Houston, cuando se enfrentaban a sus rivales, pero seguirán viéndose cosas raras en este mundo, como lo susedido a Mariita Mena cuando de vacaciones fue a las playad de Miramar, a tostarse la espal­da y lo demás, ! Ay virgen! quien echó sal al agua. 9171146577.

 



Columnas anteriores

visitas