PELOTERO A LA BOLA

Pete Rose, el apostador


CECIL HERNAN

Lecturas: 366

Continuando con la polémica carrera del beisbolista Pete Rose, en lo deportivo posee el récord de más imparables (4,256), entre algunos logrados a través de su carrera, ya que es el líder en más participaciones en juegos (3,562) y más turnos al bat (14,053). Era apodado “Charlie Hustle” y se caracterizaba por su agresiva forma de jugar y vivir el beisbol, que más de alguna vez le trajo problemas. El más grave de ellos, afuera del campo de juego, por haber sido acusado de apostar a su equipo que le mereció estar alejado de por vida del beisbol y de no ser elegible al Salón de la Fama.

Serie Mundial

En 1973, Rose tuvo su mejor temporada con un porcentaje de .338 y 230 hits y fue nombrado Jugador Más Valioso de la Liga Nacional. En el Juego Tres de dicha Serie inició una reyerta con el paracorto Bud Harrelson que terminó en una multitudinaria pelea.

En 1975, Rose fue movido del jardín izquierdo a la tercera base; de hecho se caracterizó por jugar diferentes posiciones en el terreno, y también era bateador ambidiestro.

Los Reds llegaron a la Serie Mundial enfrentando a Red Sox, la cual muchos consideran la mejor de la historia, pues dejó varios momentos memorables y emocionantes. Cincinnati se alzó con el título en siete juegos y Pete Rose fue elegido como el MVP. The Big Machine repitió la hazaña al año siguiente, ganando la corona frente a los Yankees, a quienes barrieron en cuatro juegos, a pesar que su estrella bateó para .188 en ese Clásico.

Cerca de la historia

Para el año de 1978, acaparó la atención del público al amenazar el histórico récord de 57 juegos consecutivos bateando al menos un hit, que ha pertenecido a Joe DiMaggio, pero terminó la racha en 44 juegos; otro récord compartido en la Liga Nacional. Esa misma temporada alcanzó la marca de 3,000 hits.  

 



visitas