DOBLE FILO

La nueva medicina social


Homero T. Calderón

Lecturas: 743

Los ladrones sociales fueron engendrados por el PRI. Fueron tan terriblemente eficientes para robar que durante setenta años nadie nos enteramos de sus terribles deshonestidades. Recuerdo que uno de los mejores proyectos de medicina social fue el IMSS. Produjo el IMSS tanto dinero que un ladrón de élite como José López Portillo lo hizo su “caja chica”. Con ese dinero mantenía a sus amantes. Finalmente, el IMSS quebró. Hoy está lleno de intereses de amigos proveedores y en manos de los sindicatos que han hecho de él su tesoro gremial. Pero en este año, el presidente Andrés Manuel López Obrador, ha creado algo insólito. Todos los mexicanos -de la procedencia que sea- tendremos acceso a la medicina, estemos o no afiliados a alguna empresa o institución. Baste con que seamos mexicanos y vayamos a un hospital a pedir servicio médico gratuito y medicinas. ¿Dígame usted en qué otro país del tercer mundo como el nuestro sucede esto? López Obrador operó este milagro pero antes controló las “pataletas” del antiMéxico que todos los días del pasado 2019 se la pasó chinga y chinga al Peje. Afortunadamente se desgastaron y ya bajaron sus neurastenias. Sustituido el Seguro Popular, nació ya el INSABI (Instituto de Salud para el Bienestar). La dirección de este la encabeza nuestro paisano Juan Antonio Ferrer Ávalos y en su Junta de Gobierno estarán otros tabasqueños entre los que apunto a Alejandro Calderón Alipi; al valiosísimo Víctor Lamoyi y a Mauricio Limonchi Moheno. 69 millones de mexicanos que no teníamos cobertura médica y estábamos a la buena de Dios, este año tendremos medicina y medicamentos gratuitos sin restricciones. ¿Entiende usted, don Cuchufletas; entenderán los imbéciles críticos de banqueta en Tabasco, lo que es reconstruir la república, rescatándolo de las garras de los buitres de la corrupción? En solo un año, AMLO está demostrando como se derriba con razones el edificio de la corrupción prianista, forjada en 87 años de historia inicua. Y lo está forjando con solo dos herramientas; las ideas y la inteligencia; sin endeudar al país. ¿Cómo la ve?...



Columnas anteriores

visitas