EL CHAPUCERO

Bimbo quiere cuesta de enero


Nacho Rodríguez

Lecturas: 4527

Ante el hecho inédito que en enero no subieron la gasolina, el gas y la electricidad que dispara la “cuesta de enero”, poderosos empresarios norteños, empezando por Bimbo y Lala, pretenden provocar una artificial crisis aumentando súbitamente el precio sus productos. Con el pretexto que subió el IEPS, lo que sólo aplicó a bebidas azucaradas, ambas empresas aplicaron aumentos al pan, leche y todos sus derivados que ellos controlan para afectar el precio total de la canasta básica. Abusando de su poder de mercado, porque solo Bimbo es dueña tanto de esa marca como de su competencia, Wonder, así como Lala, que tiene marcas que aparentemente compiten pero son de la misma empresa, buscan provocar una inflación artificial usando estrategias anticompetitivas, que deberían ser castigadas tanto por la Profeco como por la Cofece. Hay tres razones sobre esta mezquina estrategia. La primera es que Bimbo y Lala quieren “comerse” para ellos mismos el aumento del salario mínimo, que fue del 20%. La segunda es que quieren impactar en el Indice Nacional de Precios y provocar que, cuando menos en el papel, sí se afecte la inflación en enero y así culpar a AMLO. La tercera es una “venganza” de estas empresas y otras del sector alimentario por la nueva ley de etiquetado, que no solo hace muy grande las advertencias de altas calorías, sino prohíbe el uso de todas las “mascotas” en sus marcas. Así, ya no podrán usar al Tigre Toño para promover las Zucaritas o a Pancho Pantera para anunciar el Choco Milk. Esto es, evidentemente, un golpazo mucho más fuerte que cualquier IEPS, porque elimina las estrategias de mercadotecnia a los niños, que en cereales son los que obligan a sus papás a comprarlos. Es por esta razón que Bimbo, Lala y otras poderosas empresas alimentarias y refresqueras le declararon la guerra a AMLO y quieren provocar inflación artificial, para así obligarlo a derogar la nueva ley de etiquetado, que sin duda acarreará pérdidas millonarias a esta industria que comercializa calorías y azúcares de manera gigantesca, y muy pero muy poco alimentos nutritivos porque nomás no son negocio.  

 



Columnas anteriores

visitas