SIN REMITENTE

UJAT: terna para Rector


Víctor Ulín

Lecturas: 4017

En un escenario político inédito, en la Jun­ta de Gobierno recaerá la gobernabilidad de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT) a partir de la elección de quien debe suceder al Rector, José Manuel Piña Gutié­rrez.

De la lista de aspirantes que han sido ci­tados por los pares, en el cierre de la contien­da se perfilan solo tres para competir por la Rectoría: la doctora y directora de la División Académica de Ciencias de la Salud, Mirian Carolina Martínez López; el titular de Edu­cación, Guillermo Narváez Osorio, y el se­cretario Administrativo de la UJAT, Rubicel de la Cruz Romero.

Como ninguna otra, con un interés mayor, la sucesión en la UJAT está siendo observada por la clase política, en particular por los representantes de la Cuarta Transformación, y la comunidad universitaria, a la espera que los miembros de la Junta de Gobierno evalúen con rigor la trayectoria y el plan de trabajo acadé­mico de cada uno de los aspirantes.

Por supuesto que la elección que se haga del Rector no puede sustraerse de la ejemplar decisión de los ciudadanos de llevar a la Presi­dencia a Andrés Manuel López Obrador y al gobernador Adán Augusto López Hernán­dez en un afán de apostar por un proyecto de izquierda, y hoy a un proceso de selección por ende democrático.

De origen, la universidad es un ente políti­co que requiere de las alianzas institucionales e incluso partidistas para su subsistencia y es­tán las condiciones para que en el gobierno de izquierda, la UJAT sea una protagonista con alguien que represente y defienda sus genui­nos intereses.

Los tiempos de la sucesión, pues, están corriendo, mucho más si se confirma la in­formación que el informe del Rector sería el próximo 6 de enero y que a más tardar el 10, la Junta de Gobierno elija entre la terna enviada por el Consejo Universitario para que antes del 23 de este mismo mes, ocurra la elección del nuevo.

La visita del secretario de Educación, Este­ban Moctezuma Barragán, prevista para el 8 de enero, abonará también al interés sobre la designación del nuevo Rector.

Para la UJAT, sin duda, tendrán que ser también nuevos tiempos y así habría que en­tenderlo para garantizar su gobernanza.

 



Columnas anteriores

visitas