LÍNEA ECONÓMICA

Cortos de sábado


Javier Lagunas

Lecturas: 295

UNO.- El día que una vez debidamente pro­badas sus responsabilidades, siendo oídos y vencidos en juicio, los ex presidentes (por lo menos Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña), sean encarcelados por la diversidad de delitos que presuntamen­te cometieron en sus sexenios, México co­menzará a cambiar realmente 2.- Y no es que con el arribo de AMLO no se perciba un cambio tanto de forma como de fondo, sino que cambiará en todos sentidos, generando en la población la certeza de que nunca más permanecerán impunes por los daños co­metidos contra la nación 3.- Es difícil creer o aceptar que los ex mandatarios referidos fueron ajenos a múltiples casos de obras in­conclusas y pagadas 300 o 400% más caras, endeudamiento externo sin una plena jus­tificación del destino de esos recursos, de repetidos asesinatos a opositores políticos de antaño, masacres de indígenas que favo­recieron a grandes terratenientes o empre­sas multinacionales 4.- Igualmente es de no creer que fuesen ignorantes de los latroci­nios, desvíos y abusos de sus más cercanos colaboradores, otorgándoles impunidad y sus sucesores salvoconductos para mante­nerse libres con lo robado 5.- Sería enton­ces un bálsamo para la república ver a más de uno de ellos tras las rejas o por lo menos, obligados a devolver el botín o parte de este 6.- En otro tema aunque relacionado con lo anterior, Alejandro Poiré, quien fuera el quinto y último secretario de Gobernación durante el sexenio de Felipe Calderón re­chazó que en su periodo hubiera existido el desvío de dos mil millones de pesos a una empresa del exsecretario de seguridad, Ge­naro García Luna, como han señalado au­toridades federales 7.- Evidentemente lo negará en todo momento, pero además eran tan pillos en el PAN y el PRI que de haberse cometido ese desvío, como los gatos, cubrie­ron bien sus porquerías 8.- De ahí que se re­quiere una investigación profunda y sin proteger a nadie, si se demuestra, tendrán que ir a la cárcel desde quien fue el presi­dente en turno hasta el último funcionario que conoció del delito ya sea por comisión u omisión 9.- ¿Ocurrirá, veremos algún día en algún penal a cualquiera de ellos? 10.- ¿Ve­rán el día en que tras los barrotes atestigüen que aunque tarde la justicia llega?

 



Columnas anteriores

visitas