INVITADO

Calderón, al lado de la justicia


Mouris Salloum George

Lecturas: 528

No necesariamente como una más de las facultades metaconstitucionales del Presidente, según las co­dificó el doctor Jorge Carpizo, pero algún vocero de Los Pinos llegó a asegurar que su jefe, el primer mandatario, es el hombre más y mejor informado de México.

Está en la picaresca mexicana aquel, ¿y yo por qué? del zafio Vicente Fox. Ahora, sin embargo, respon­diendo a algunos cuestionamientos en “las mañane­ras”, el presidente Andrés Manuel López Obrador documenta: Yo tengo otros datos. Presidencialismo mexicano y Seguridad Nacional.

En la lógica del presidencialismo mexicano y por razones de Seguridad Nacional, el titular del Ejecuti­vo federal, jefe de Estado y de Gobierno, comandante supremo de las Fuerzas Armadas, además, debe ser, en efecto, el mexicano más y mejor informado.

A tal imperativo respondía que antaño el Presi­dente agendaba diariamente -incluso los domingos, si fuera el caso- reuniones de los gabinetes legal y am­pliado, y adicionalmente acuerdos individuales con algún secretario encargado de despacho, para estar al día de los asuntos de la res pública.

Viene a tema esa cuestión en la salida por petene­ras que pretende Felipe Calderón Hinojosa para zafarse de su relación con Genaro García Luna, a quien tuvo cercano desde el primer día hasta el últi­mo de su sexenio. En su reacción contra la captura de su ex secretario de Seguridad Pública, el michoaca­no casi pregunta, ¿y quién es ése tal Genaro? No fal­ta más, el ex presidente refrenda su credo: Mi postura será siempre en favor de la justicia y de la ley. Cuando acometió su guerra en 2006, no siempre estuvo de la­do de la Constitución y su artículo 29. Calderón hizo mutis cuando, en el ejercicio del poder, desde instan­cias de su gabinete y desde su propio partido, el PAN, se acusó a García Luna de llevar sus técnicas de es­pionaje hasta contra los de casa.(*) Director General del Club de Periodistas de México, A.C.

 



Columnas anteriores

visitas