Purgatorio

PRI: Los tiempos que no serán...


Juan Manuel Juárez

Lecturas: 827

LA EXCLUSIÓN DE PERSONAJES.

Nostálgicos, los priistas proclaman unidad. El fes­tín de la democracia (simulada) da para eso y más. Primero fue en Insurgentes Norte, ahora en 16 de septiembre. Ya están listos para dar la batalla en el 2021, perjuran.

A nadie extrañó la unción del ganadero Dago­berto Lara, primero por su sabor a nuevo y luego por su innegable trabajo político ( y muchas veces financiero en favor de las causas tricolores) y se­gundo, porque es cercano a Georgina Trujillo, quien sigilosamente mantiene el control del PRI.

Georgina, a ojos vistas, es la única política que continúa operando y con la llegada de "Dago" man­tendrá el control de lo que queda de la estructura priísta. Eso si, al igual que sucede con el CEN, el CDE se apura para ser un "partido" domesticado. Oposición responsable, le llaman.

Difícil panorama, más cuando uno de sus alia­dos, el PVEM, coquetea burdamente con MO­RENA vía las buenas relaciones de Federico Madrazo-Manuel Velasco, de tal suerte que con todo y nueva dirigencia, podrían asestarle un golpe ‘mortal’ al interior de las estructuras.

Incluso, mas pareciera una dirigencia que tra­bajará aislada de actores políticos que en su mo­mento fueron activos importantes, que ya no están, o que ahora juegan en la cancha de MORE­NA. La tarea será casi imposible.

La exclusión de personajes como Manuel An­drade es harto complicado principalmente por­que es el único ex gobernador en activo que le apuesta a su partido y las ha jugado de todas, todas. Pero la rivalidad que creció hace años con Alejan­dro Moreno es un veto que durará el tiempo que el campechano esté en la dirigencia nacional.

Por otro lado, se sabe y bien, la buena relación, tiene que ver con el pacto entre Alejandro More­no y Manuel Velasco, para impulsar aspiraciones mutuas. ( usted primero compadre... faltaba más primero usted compadre ). Por eso ambos, forja­dos en la alta escuela priísta, tantean los tiempos y miran de reojo. Los tiempos, entonces, no pintan bien para el ex partidazo, a pesar de que estén ‘con­vencidos’ de que las cosas le estén saliendo mal, según ellos, al gobierno morenista. Eso dice la militancia. Pero habría que preguntarle a Peña, a Osorio Chong o a Emilio Gamboa, si lo encuentra, pues anda en un torneo de golf en medio oriente. O, usted ¿qué opina?

ÁNIMAS, QUE NO AMANEZCA

Roberto Villalpando grita a los cuatros vien­tos que pronto dejará la alcaldía a la que nunca debió llegar y no hizo más que el ridículo ( en Ma­cuspana ) para sumarse al SAT. Torpe como es, en sus francachelas asegura será el segundo al man­do en la dependencia tributaria. Amárrenlo. Luis Felipe Graham se puso a las órdenes del presi­dente López Obrador. Minutos antes se dio sendo abrazo con H, "personaje" que en aquella encerro­na en Insurgentes Norte, decidió junto con Osorio Chong, que Jesús Alí era el bueno. Como pasa el tiempo.*NOS LEEREMOS EN OTRO PURGA­TORIO, SI DIOS QUIERE.

 



Columnas anteriores

visitas