VECTOR X

¿Ya perdonó Adán a Evaristo?


Luis Antonio Vidal

Lecturas: 1426

“No es posible ofrecerte la candidatura al gobierno, esa ya está comprometida para Adán, habla con él para ver opciones”, le di­jo, palabras más, palabras menos, AMLO a Evaristo cuando el hoy presidente munici­pal buscaba desbancar al notario público.

Por aquellos días del año 2016, Adán traía amarrada la candidatura de Morena a la gubernatura, por encima de Javier May y Octavio Romero, acaso más cercanos a López Obrador y su proyecto político.

Pero Evaristo, apuntalado por ambos, arremetió al interior de la naciente base morenista y creó un programa denominado “Primero AMLO, un millón de amigos”, un disfraz para recorrer todos los municipios del estado y ´promoverse para “la grande”.

Entrevistado en su programa de radio favorito en septiembre de aquel año, Adán no avaló el ardid de Eva, “por lo que la diri­gencia del partido se deslinda de ese tipo de estructuras”.

Quien entonces se desempeñaba como dirigente estatal de Morena soltó el agui­jón: “No compartimos esa visión numérica de un millón de amigos, es imposible, ima­gínate, si yo fuese a conseguir un millón de amigos entre priistas y perredistas y la so­ciedad civil, ¿Dónde dejas a Morena?”.

A final de cuentas, no prosperó el eje in­tegrado por Evaristo, Octavio, May y Chelalo para desbarrancar la candidatura de Adán quien marcó distancia y tejió por su cuenta hasta convencer a AMLO.Hoy, las diferencias entre ambos morenistas ta­basqueños pasan por camino brumoso. Se abrazan en público como si en realidad se tuvieran confianza. El gobernador pone en guante de seda su mano de hierro.

LA MORRALLA

Sin checheras, Jaime Bonilla, goberna­dor entrante de Baja California, demandó por peculado a su antecesor, Kiko Vega. ¡Sopas perico! *** En Macuspana la gente compara al presidente municipal con Cu­co Rovirosa quien, dicen, también robaba pero repartía.

 



Columnas anteriores

visitas