LÍNEA ECONÓMICA

Organos autónomos, malos y costosos


Javier Lagunas

Lecturas: 466

Muchos de los ataques al presidente de la repú­blica por su presunta intención de “tomar” los organismos autónomos, como si no hubiesen sido cooptados y tomados por los gobiernos de Felipe Calderón y Enrique Peña, respon­den a una sola cuestión: EL DINERO, sí, a los privilegios monetarios que sus integrantes te­men dejar de percibir.

Dos claros y actuales ejemplos son, la Comi­sión Nacional de los Derechos Humanos cuya reciente electa presidente, Rosario Piedra Iba­rra, anunció un plan de austeridad consistente fundamentalmente en la reducción de sueldos de sus altos funcionarios, en algunos casos ma­yores a los del presidente de México, se incluye también la reducción de los viáticos exagera­dos y constantes, salvo en los casos plenamen­te justificados y se cancelan los costosos viajes al extranjero a menos que sean estrictamente necesarios para el organismo; se reduce el nú­mero de asesores y la eliminación de una ca­ja de ahorro especial donde el erario aportaba una cantidad igual a la ahorrada por sus inte­grantes, los automóviles serán solamente los requeridos para la operatividad de la Comisión y no para sus altos empleados que le daban uso personal, en fin, se trata de que ese ente, dedi­cado primordialmente a la defensa de los de­recho humanos sea eso, un órgano defensor y no una “guarida” de privilegios con resultados mediocres. Por otro lado, el Instituto Nacional Electoral (INE), fue objeto de una auditoria de su Órgano Interno de Control detectándose, la desaparición de 320 vehículos que van desde la omisión de su registro en la base de datos hasta el pago de costosos seguros aun cuando existen opciones sensiblemente más económicas con la misma cobertura y servicios. Por ello y otras tantas “facilidades” es que los llamados orga­nismos autónomos y quienes ahí se encuentran enquistados, defendidos por sus promotores, entre ellos ex presidentes e influyentes legis­ladores e integrantes del PRIAN, se oponen fe­rozmente a todo cambio que implique reducir sus canonjías salariales.

 



Columnas anteriores

visitas