LÍNEA ECONÓMICA

México 2020, Primera Parte


Javier Lagunas

Lecturas: 366

Son las 06:00 hrs. del primero de diciembre de 2020. Con el país aún somnoliento por los fes­tejo de Año Nuevo, las avenidas Reforma, In­surgentes y Eje Central Lázaro Cárdenas de la Ciudad de México se ven repentinamente ocu­padas por elementos, en apariencia, del Ejérci­to Mexicano, quienes sin encontrar resistencia alguna marchan hacía Palacio Nacional; sin mayores explicaciones sus comandantes de­mandan entrevistarse con el presidente An­drés Manuel López Obrador. Poco después, arriban a la plancha del Zócalo tanto pie co­mo a bordo de autobuses de línea, alrededor de 2500 manifestantes, la mayoría con los rostros cubiertos portando pancartas con leyendas como “No más muertes, exigimos presupues­to para medicinas”, otras como “El pueblo exi­ge seguridad, no más secuestros ni matanzas” algunas demandaban “Mano dura contra los delincuentes y asesinos de nuestras familias” o bien, “AMLO cobarde, huiste de Culiacán” y otras aún más ofensivas.

Enterado, el presidente arriba a Palacio prácticamente a escondidas e ingresa a su des­pacho convocando a los secretarios de la De­fensa Nacional y de Marina quienes acuden en menos de 30 minutos juntos en un helicóptero descendiendo en el patio central.

Ambos militares se muestran sorprendidos y le informan que se trata de un movimiento fraguado en el más estricto de los secretos pues sus áreas de inteligencia no habían detectado señales de algo semejante, “sabíamos de cierta inconformidad presidente, pero no a ese grado” –le responden –,.

Sumido en una reflexión, López Obrador cuestiona sobre los civiles que para ese mo­mento ocupan una pequeña fracción de la plan­cha del zócalo, “no quiero una masacre general, almirante” –les advierte hoscamente – ambos se miran como preguntándose al mismo tiem­po ¿cómo repeler la rebelión sin bajas, más cuando un tanque seguido de media centena de vehículos artillados se apostaban frente la Puerta Mariana de Palacio. De repente, visible­mente alarmado, un Capitán de lo que fuese el Estado Mayor solicita con urgencia hablar con los tres para rendir un parte…

 



Columnas anteriores

visitas