CAMINANDO POR LA HEROICA

Las crónicas de Ramón Jesús


Ezequiel Luna Arias

Lecturas: 897

El viernes 11 de octubre, teniendo como sede el Centro Cultural de Cárdenas, el maestro Ramón Jesús Alejandro Hernández, presentó su libro Crónicas de mi pueblo III, acompañado de amigos, autoridades y estudiantes de la localidad.

Apadrinaron el estreno de la zaga literaria, el escritor y notario cunduacanense, Heberto Taracena Ruiz; y el poeta Ruperto de Dios Lara. El primero reconoció en el autor su calidad de cronista, hijo de corazón de esta tierra cardenense, quien ha hurgado en su pasado y extraído obras literarias como la que ese día se daba a conocer.

El autor de Crónicas de mi pueblo III, ha tomado muy en serio su papel de cronista, y ha buscado día tras día, testimonios, anécdotas, entrevistas, comentarios, para documentar parte del devenir cotidiano de esta tierra heroica. Lo anterior suma al acervo bibliográfico de Cárdenas, pueblo que ha dado cobijo en otros venturosos tiempos a miles de familias que con su decisión de quedarse y fundirse, dio pie a un pueblo con características especiales.

La edición consta de 92 anécdotas, todas salpicadas de la gracia y picardía del tabasqueño y el pilón que le aplica el autor. Todo un apartado las historias de Panchón, Paco Yánes, el galán irresistible; los rezos, una sección especial de los apodos más sonados en Cárdenas y hasta algunos del pueblo vecino de Cucuyulapa.

El libro cumple su cometido de ilustrar nuestro pasado reciente a través de anécdotas pueblerinas, que con el tiempo, quizá se perdieran en la ola modernista; y también divierte con el humor y la gracia de los actores, a lo que el maestro Ramón Jesús Alejandro añade su chispa.

Al final del debut literario, le fue entregado al maestro Ramón Jesús un reconocimiento por la presentación del libro, que, según palabras del autor, es el tercero de una serie de ocho números.

Y es que aunque no es un cardenense de ombligo, diría Taracena en la presentación, el maestro Ramón Jesús ha traspasado fronteras llevando en la crónica a la Cárdenas de sus amores.  

 



Columnas anteriores

visitas