ANALISTA

Oportunidad para México?


MBA. Ramsés Pech

Lecturas: 388

El país tendría que volverse atractivo, dando certeza al mercado de que podrá hacer inver­siones sin riesgo,

El mercado de hidrocarburos fue atacado en una de las zonas más conflictivas entre paí­ses que luchan por tener territorios para poder desarrollar una industria energética con base en la venta de hidrocarburos o permitir el pa­so de ductos.

Acto seguido Estados Unidos, por medio del presidente Trump, señaló que el ataque fue perpetrado por parte de Irán, pero sin tener conocimiento exacto y solicitó la autorización para hacer frente en el caso de que no pueda cubrir la demanda de crudo por Arabia Saudita en corto tiempo el uso de las reservas de crudo (la reserva de petróleo más grande del mundo actualmente contiene casi 645 millones de ba­rriles de petróleo, según el sitio web del departamento de Estados Unidos, el cual consta de 395 millones de barriles de crudo agrio pesado y 250 millones de barriles de petróleo dulce li­gero) ante la falta de certidumbre del daño y el tiempo que llevaría la reparación de las afecta­ciones.

Esta acción bajó el precio del petróleo y mantuvo en una banda de 64 a 67 dólares por barril. A las 02:00 hora de Mexico abrió el mer­cado europeo con un precio de 67 dólares y manteniendo en una banda de 64 a 65 ante la falta de información.

A las 08:00 horas en Mexico el mercado de América, empezando por la Bolsa de Nueva York, abrió el precio del barril que mantuvo por unas horas en la misma banda y después incrementó ante la declaración de Estados Unidos y Arabia Saudita, a donde indican que el ataque provino de Irán y en conjunto con la incertidumbre de no saber el tiempo que tar­dará la reparación y puesta en marcha de la zona afectada.

Incrementó y cerró a 68 dólares en Améri­ca y continuó con este valor en Asia al abrir el martes 17, por la alta incertidumbre de defini­ción de cómo actuará Estados Unidos/Arabia Saudita y el tiempo que de nuevo regresaría a la normalidad lo afectado.

CONSECUENCIAS:

* Estados Unidos autorizó el uso de reservas de crudo para mitigar el precio de barril. Un pre­cio alto del barril por arriba de 70 dólares in­crementaría el del combustible y colapsaría la economía (única forma de desestabilizar a Es­tados Unidos).

 



Columnas anteriores

visitas