TELÉFONO ROJO

Caos en la educación


José Ureña

Lecturas: 204

De este dato parten las actuales autorida­des para determinar qué hacer con la ense­ñanza pública una vez aprobada la reforma constitucional y en espera de todas las leyes reglamentarias.

A este problema deberán someterse los gobiernos estatales cuando negocien y con­vengan con la federación el traspaso de la nómina magisterial antes de firmar el con­venio respectivo.

Todas las entidades, menos dos.

Alejandro Murat Hinojosa no tiene problemas en Oaxaca porque la federación absorbió ya el gasto administrativo y ha de­jado de ser una carga para el estado.

Y la capital de la república, cuyo estatus ha sido especial porque depende directa­mente de la Secretaría de Educación Públi­ca (SEP) y Luis Humberto Fernández es titular de la Autoridad Educativa Federal por designación presidencial.

Pero los gobernadores restantes debe­rán atender esta concentración federal, cu­yo paso definitivo se dará a partir del año próximo... previas negociaciones indivi­duales.

Y SOBRA 40% DE LA NÓMINA

El clamor es generalizado.

Por ejemplo, el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, ya informó tanto a Pa­lacio Nacional como al titular de la SEP, Es­teban Moctezuma, sobre la imposibilidad de cumplir en tiempo y forma los pagos a maestros.

Con mayor energía ha reclamado la fe­deralización el mandatario de Michoacán, el perredista Silvano Aureoles, a quien personalmente Andrés Manuel López Obrador ha prometido atenderlo.

En cuanto a evaluación, Michoacán es la entidad mejor diagnosticada.

Ahí hay, como en muchos otros lugares del país, dos sistemas de enseñanza bási­ca, normal y tecnológica: uno federal con presupuesto manejado desde la Ciudad de México y otro local.

Cada uno tiene en promedio 35 mil pla­zas y un primer muestreo agrega diez por ciento de eventuales, más otros comisio­nados cuyo costo debe cubrir el erario mi­choacano. Este dato, bajo polémica desde hace seis años por la reforma de Enrique Peña Nieto, muestra el incumplimiento de la promesa de purificar la nómina.

 



Columnas anteriores

visitas