LÍNEA ECONÓMICA

Refinería, empleo y pagos


Javier Lagunas

Lecturas: 1195

Desde que se dio a conocer oficialmente la construcción de una nueva refinería en Dos Bocas, Paraíso, surgió la posibilidad real de abatir el fenómeno del desempleo en Tabas­co. Desde luego, ello será una realidad has­ta que los 9 mil solicitantes registrados en la bolsa de trabajo abierta por el Gobierno del Estado sean formalmente contratados y por supuesto, comiencen a percibir sus sueldos lo cual vendrá a dinamizar la economía lo­cal producto de un incremento gradual pero constante, del poder de compra de esos mi­les de recién incorporados tabasqueños a la fuerza laboral. Si bien, tanto los salarios co­mo el consecuente aumento de liquidez, se­rán dos de los efectos más importantes de que la entidad sea sede de ese complejo pro­cesador, tales beneficios escalarán a la eco­nomía en su conjunto, es decir, no sólo el sector petrolero sino la industria metalme­cánica, los servicios y el comercio en gran parte de sus giros conocerán un sensible ali­vio después de años de la recesión económi­ca que mantenía y aún mantiene, estancado el desarrollo social y material de Tabasco. Hasta ahora, se trata de un escenario para el corto y mediano plazos, sin embargo, si la construcción de la refinería marcha con or­den, en los tiempos y formas programados, sin conocer tropiezos financieros, no hay ra­zón para augurar lo contrario. Pero hay un aspecto de suma importancia a cuidar: se trata de que el grupo de firmas privadas par­ticipantes en la edificación de la refinería, sea cumplida con sus pagos a subcontratis­tas de menor tamaño, es decir, que la venta­ja de ser sede de ese complejo, NO resulte en dos, tres o cinco años, en un tema de crisis ante la demora o suspensión de pagos a pe­queñas o medianas empresas locales.

EHC OPACIDAD

La obra de reconstrucción de los puentes de Tabasco 2000 continua en la opacidad; a sim­ple vista y sin ser especialistas, se aprecia que los trabajos realizados NO fueron de una al­ta complejidad técnica. De tal modo que si se mantiene oculta información sobre volúme­nes de obra, precios unitarios y conceptos co­brados, todo hace suponer y con alto grado de certeza, que existe un doloso ocultamiento del alcalde Evaristo Hernández Cruz; de hecho a pocos días de su inauguración ya se mostraban los vicios ocultos de la obra.

 



Columnas anteriores

visitas