TELÉFONO ROJO

Ni atención ni represión


José Ureña

Lecturas: 425

La orden tiene la marca de la casa:

-No se dejen impresionar.

Y los miembros del gabinete y jefes de las oficinas públicas están ciertos de no se re­prendidos si frente a sus instalaciones hay manifestaciones.

Ni siquiera si declaran en plantones per­manentes, utilizan megáfonos, arman borlo­te y en sus discursos elevan el tono en contra del gobierno.

Es parte de la estrategia general.

Los grupos de presión serán reducidos más por cansancio que por atención y las acciones oficiales continuarán con la inercia de la buro­cracia.

Ya lo midieron distintos grupos de pre­sión, desde los familiares de las víctimas de Ayotzinapa –y vaya si han sido privilegiados con muchas audiencias y promesas- hasta los campesinos.

Cuando ellos reclamaban mayores re­cursos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) el jefe de Arturo He­rrera respondió con toda calma.

-Déjenlos, ya se irán.

Y sí, se fueron… aunque falta ver si regresan con mayor vigor porque las ayudas a los pro­ductores rurales no llegan con normalidad.

PREOCUPACIÓN

DE GERTZ MANERO

Con esos antecedentes, tiene razón el secreta­rio de Seguridad y Protección Ciudadana.

Alfonso Durazo reiteró ayer el respeto a quienes decidan expresarse públicamente con marchas, plantones y quejas en plazas y calles.

-No serán reprimidos.

La fuerza, reiteró el político sonorense, se usará con plena responsabilidad a la norma y sobre todo a los derechos humanos.

No corresponde a él escuchar a todos los in­conformes, pero sus compañeros de gabinete se saben protegidos con la instrucción de no ceder a presiones y menos a chantajes.

La misma respuesta se ha dado a los gober­nadores.

Varios de estos han acudido en demanda de apoyo para contener bloqueos de carreteras, tomas de casetas de cobro e inclusive invasión de instalaciones públicas.

A fines del mes pasado, en una reunión con el fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, dialogó sobre varios temas que ya daremos a conocer.

 



Columnas anteriores

visitas