LÍNEA ECONÓMICA

Ebrard, Delgado y otros más


Javier Lagunas

Lecturas: 456

Aunque en consideración del columnista se trata de un exceso de futurismo, lo cierto es que muchos actores políticos, desde los medios de comunicación y de otros de la sociedad, “ba­rajan” nombres de quienes pudiesen sustituir dentro de cinco años, al presidente Andrés Manuel López Obrador. Sin embargo, no de­ja de ser un ejercicio interesante y quien esto escribe hace lo propio: PRIMERO, podríamos asegurar que sea quien fuere el sucesor del ta­basqueño, sin importar el partido del que ema­ne, será en extremo difícil que, en términos proporcionales, obtenga la votación del prime­ro de julio de 2018; la gente NO se volcará en las urnas, por razones que serían motivo de análi­sis especifico, con el entusiasmo y contunden­cia del año pasado. SEGUNDO, respecto a los posibles y muy futuros candidatos de Morena, Marcelo Ebrard destaca por su trabajo fren­te a la Secretaría de Relaciones Exteriores, es­pecialmente por el preponderante papel que, por supuesto con respaldo de AMLO, ha juga­do frente a la Casa Blanca en materia de migra­ción. Por otro lado, debe tenerse muy en cuenta que a pesar de haber sido un fuerte aspirante, el también ex jefe de gobierno del otrora D.F. ce­dió en buena lid, la candidatura presidencial a López Obrador en la contienda de 2012 para evitar una división de severas consecuencias en el PRD donde ambos militaban, ese factor debe ser considerado, puede pesar mucho en el ánimo de AMLO y de Morena por añadidura.

TERCERO, Si bien Ebrard es una carta fuer­te, en la coyuntura político-económica hacía finales de 2023, la “solución” sucesoria podría apuntar a Mario Delgado. El diputado fede­ral por el Distrito XIII de Iztacalco ha sido se­nador y coordinador de campaña del propio Ebrard, también posee una sólida formación académica, es licenciado en economía por el Instituto Autónomo de México con maestría en Economía por a Universidad Essex de In­glaterra; fue analista de la Subsecretaría de Ingresos de la SHCP, conoce ampliamente de finanzas y estadística, es decir, diríase que es una equilibrada mezcla de tecnócrata y políti­co. Desde luego, hay por lo menos cinco pros­pectos más con posibilidades reales de ocupar Palacio Nacional; ya iremos analizando sus ca­racterísticas y méritos.

 



Columnas anteriores

visitas