Altavoz

AMLO y su primer informe


Fabiola Xicoténcatl

Lecturas: 977

SON MUCHOS LOS ACIERTOS QUE HA TENIDO DESDE SU ARRIBO A PALACIO NACIONAL.
 
Será el sereno, pero Andrés Manuel López Obrador llega a su primer Informe de Gobierno como Presidente de la República con una popularidad impresionante, sin precedente, que roza los 80 puntos, según las encuestas y sondeos de opinión. Es decir que de cada 10 mexicanos ocho están a favor de sus acciones de gobierno, programas sociales y estrategias contra la inseguridad y el combate a la corrupción.
 
Son muchos los aciertos que ha tenido el paisano presidente desde su arribo al Palacio Nacional: no ha incrementado el precio de las gasolinas ni el IVA; no ha aumentado las tarifas de la luz eléctrica, al contrario en Tabasco se ha bajado el precio con la Tarifa IF; aumentó la pensión al doble para los adultos mayores (de 1,160 pesos pasó a 2 mil 550); creó las becas para los estudiantes, y está ayudando a los jóvenes que ni estudiaban ni trabajaban a aprender un oficio con el programa “Jóvenes construyendo el futuro”. Además ya están encaminados sus grandes proyectos como el Tren Maya y la Refinería de Dos Bocas.
 
Y también AMLO le quitó la abusiva pensión a los ex presidentes de la República que traían todo un ejército de servidumbre, guaruras, secretarias, secretarios, médicos, auxiliares, choferes, autos, medicinas, etc, etc, etc, a costillas del pueblo; quitó los seguros de gastos médicos para los altos funcionarios federales, senadores y diputados, que costaban miles y miles de millones, y en el colmo del descaro, como dijo el propio tabasqueño, se estiraban la ‘trompa’ y la cara a costillas del erario. 
 
Pero algo está fallando en el equipo del Presidente, porque a pesar de estas acciones inéditas en la historia de México que sientan un precedente, la estulticia y la ambición de algunos le han acarreado problemas al tabasqueño, sobre todo al momento de conectar con la gente. 
 
Quizá la inseguridad y la guerra de las mafias hayan abollado su corona. Lo bueno es que el paisano trae buena concha, y es peje que no se deja agarrar tan fácil. Está acostumbrado a nadar en aguas fangosas
 


Columnas anteriores

visitas