VECTOR X

Núñez duerme a pierna suelta


Luis Antonio Vidal

Lecturas: 1395

VIENE LA CALIFICACIÓN DE LA CUENTA PÚBLICA DE SU ÚLTIMO AÑO, Y EL EX PRIÍSTA TURISTEA POR EUROPA.

Algo ha de saber el ex gobernador Arturo Núñez de su futuro, que anda sin preocupaciones. Recién se le ha visto disfrutando de la dolce vita en España, acompañado de su sombra, Martha Lilia, y lo hace sin la menor inquietud de cuanto ocurre en Tabasco después de su desastroso sexenio.

Viene la calificación de la cuenta pública de su último año, y el ex priísta turistea por el viejo continente. Algo sabe, algo le prometieron.

Por menos de todo cuanto se le acusó a Núñez, Martha, al "finado" Amet y otros, al químico Granier ya lo tenían en el tambo, sometido a metralla mediática.

Curtido en los sótanos de Bucareli, forjado al estilo del viejo régimen priísta, maleable en convicciones como cualquier convenenciero en tiempo de la 4T, hay quienes aseguran que en ningún momento Núñez pisará barandilla de las Fiscalías.

En corto, el ex gobernador es capaz de dar cátedra política, enseñar con experiencias vividas hace más de 50 años, transmitir conocimientos de su paso por el instituto electoral, Gobernación, y las cámara de diputados y senadores.

Nadie le puede regatear su amplia cultura política, su formación, su calidad de maestro.

En los hechos, en cambio, demostró incapacidad para gobernar y administrar, generar condiciones sociales favorables para los ciudadanos, saber hacer política a ras de piso. Fue un fracaso, un hombre que decepcionó a todos, menos a sus aplaudidores.

Pero ahí lo ve usted, quitado de la pena, gozando la vida y durmiendo a pierna suelta.

LA MORRALLA José del Águila Beltrán, mejor conocido como Joseíto, renunció a su militancia priísta de más de 20 años. El teapaneco se va sin patear la puerta del partido que dos veces lo hizo candidato. Seguro encontrará mejores horizontes*** Siguen cayendo periodistas. Esta semana, en Oaxaca fue asesinado a golpes Arturo Jorge Ramírez; y en la CDMX, Juan Manuel Jiménez, reportero de ADN40, fue golpeado durante una marcha feminista.  Vive el periodismo días aciagos*** Hasta mañana.



Columnas anteriores

visitas