CHISME Y COTORREO

La ignorancia se puede educar


Juan Cadena

Lecturas: 722

La moral y las buenas costumbres se han ido a la baja, por la influencia de países donde la educación es nula, una mancha social es la profanación de los cuerpos que el Eterno hizo perfectos y que los tatuajes han horrorizado, hay jovencitas de cara bonita con cuerpos horrorosos, cara de tentación y cuerpo de arrepentimiento, los tatuajes eran privativos de los delincuentes, hoy en día hay jóvenes con discapacidades mentales que se sobajan queriendo imitar a los malandros Salvatruchas, por culpa de padres que se sienten incapaces de prohibir a sus vástagos esas estupideces, eso es lo que nos lleva a pensar que la ignorancia se puede educar, pero nunca a un idiota.

Que mal se ven los videos donde el Ejército Mexicano es agredido por los huachicoleros, todo ésto se debe a las estúpidas recomendaciones de la Comisión de los Derechos Humanos, que han tratado de comparar a los delincuentes con las víctimas, traduciendo que tienen los mismos derechos, como en el más reciente caso del taxi 180 y su chofer, que fueron masacrados por unos malparidos ladrones que no se tentaron el corazón, para quitarle la vida a José Luis Osorio Hernández, mejor conocido como La Ardilla, humilde trabajador del volante, muy apreciado por sus compañeros por ser buen cristiano de remarcada humildad y tranquilidad, pareciera que esta Unión de taxis de Cárdenas sigue en el ojo del huracán, a principios de este año se otorgaron concesiones, como es costumbre en todas las Uniones, pero la ambición desmedida en ese momento del secretario general Miguel Angel Pérez López, mejor conocido como "cara 'e palo" le vendió 15 concesiones a particulares, dejando afuera la misma cantidad de choferes, que por antigüedad eran merecedores de ese patrimonio, la Asamblea general de esta Unión tomó por unanimidad la decisión de rescindir la concesión del taxi 07 propiedad de "cara 'e palo" , la cual sigue laborando en la clandestinidad como vulgar pirata. Por estos hechos el titular de la FGJ, Ángel Mario Balcázar tomó cartas en el asunto, para que de un momento a otro caigan en manos de la justicia estos miserables.

Mientras tanto, lo que sí es seguro que en todo México hay más ratas que víctimas, el camino indicado es la fumigación, y si acaso fuese posible invitar a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos que se hagan a un lado para dejar trabajar a los fumigadores, pero la prioridad es que ahuequen el ala los magistrados y jueces corruptos de la SCJN.

9171145577



Columnas anteriores

visitas