TELÉFONO ROJO

Jaime Bonilla será Gobernador


José Ureña

Lecturas: 408

Lo decíamos ayer en este espacio: Jaime Bonilla regresó a Mexicali contento de la Ciudad de México.

Buscó a su amigo Andrés Manuel López Obrador y se siente seguro Gobernador de Baja California durante cinco años.

Hasta 2024. Está claro: Como autoridad máxima, el tabasqueño ha renunciado a su derecho de garantizar el derecho, so pretexto de no influir en la soberanía de los estados.

Sólo restarán, como obstáculo jurídico, los recursos interpuestos por muchos actores políticos y de la sociedad civil, inconformes con el golpe constitucional.

Ya anunciaron panistas y priístas, no importa si están devaluados los liderazgos de Marko Cortés y de Claudia Ruiz Massieu, su decisión de ir hasta la máxima altura del aparato judicial.

Al final hablarán el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) y la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Distinta vía será si Porfirio Muñoz Ledo alza su estatura moral y la presidencia de la Cámara de Diputados para impugnar las decisiones del Congreso del Estado de Baja California. Si se empeña, puede conseguir su enunciado: desaparición de Poderes en esa campiña norteña y la inhabilitación de Bonilla.

AMADOR RODRÍGUEZ LOZANO

Queda un recurso pendiente: la investigación política y penal. Hay elementos para indagar cómo, quién y cuándo abrieron una oferta al presidente del Congreso de Baja California, el priísta Benjamín Gómez Macías, por votar la ampliación del período gubernamental de dos a cinco años.

Escuchó, denunció ante la prensa, amenazó con llevar el caso al Ministerio Público y, tras largas negociaciones con los emisarios del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y Jaime Bonilla… ¡votó a favor! A él le ofrecieron -de partida, es preciso subrayarloun millón de dólares porque como presidente debía convocar a sesión y aprovechar su influencia para conseguir respaldo.

Pero a los diputados segundones, a los de relleno, la tentación inicial de medio millón de dólares y cada uno negoció según su prurito y su falta de ética.

Y como todo sigue en marcha para la asunción de Bonilla, él ya prepara su equipo de gobierno y como segundo estará el ex priísta Amador Rodríguez Lozano en la Secretaría General de Gobierno.

Ya fue vicegobernador –valga el nuevo cuño- en Chiapas y ahora lo será en Baja California.

Y 2.- solidaridad de gremio con Carlos Jiménez.

Las amenazas desde el poder es un riesgo adicional a los inherentes del periodismo profesional.



Columnas anteriores

visitas