EL CHAPUCERO

Insólita traición de Urzúa a AMLO


Nacho Rodríguez

Lecturas: 8495

Aunque en todo gobierno hay traiciones, aún así resulta sorprendente el nivel de mezquindad de uno de los secretarios de más alto nivel, Carlos Urzúa, al proyecto de AMLO y la 4T. Las revelaciones de Urzúa en Proceso, donde señala que estaba a favor del aeropuerto de Texcoco y en contra de la Refinería de Dos Bocas, y peor aún, deja entrever cómo estaba defendiendo los negocios de Videgaray, que operó a favor de leoninos contratos de gasoductos con la CFE, es una llamada de alerta al Presidente tabasqueño.

Ello es así porque a 7 meses de gobierno, los mexicanos nos dimos cuenta que Videgaray seguía controlando Hacienda a través de Urzúa, quien como funcionario infiltrado saboteó el arranque del gobierno con recortes extremos al presupuesto, y con su renuncia, pretendió crear una crisis económica nacional.

Esta renuncia sopresiva para el propio AMLO debe llevar a una reevaluación urgente de todo su gabinete, porque si los neoliberales de Videgaray lograron infiltrar Hacienda hasta el máximo nivel, ¿no estará pasando lo mismo en otras áreas de gobierno? Finalmente, la dura austeridad aplicada a los niveles más altos ha ocasionado decepciones en algunos de los hoy poderosos, que ganan sueldos no tan buenos como sus antecesores, y de una u otra manera, añoran las “viejas prácticas” y grandes negocios de la época del PRIAN.

Así, no puede subestimarse el poder de seducción del neoliberalismo, que puede ser efectivo en funcionarios con más intereses económicos y menos convicciones y principios, como fue el propio Urzúa.

NOTICIAS DEL EDÉN.

En el gabinete de Adán también hay traidores infiltrados y no, no son los nuñistas, sino gente de otro exgobernador que se encuentra muy obsesionado por regresar al poder. Ya despacha virtualmente en Palacio Municipal; ahora va de nuevo por La Quinta. 



Columnas anteriores

visitas