TELÉFONO ROJO

No más amagos de aranceles, promete Trump a México


José Ureña

Lecturas: 377

El gobierno ha recibido una buena noticia.

Suficiente para olvidar por ahora los descarnados señalamientos de Carlos Urzúa al ser forzado a renunciar a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Luego se verán los efectos si no se atienden sus advertencias y si en el manejo económico persisten las "decisiones de política pública sin el suficiente sustento". Y si se mantiene la participación de "personajes influyentes del actual gobierno con un patente conflicto de interés".

Ahora demos la buena nueva:

Personalmente Donald Trump ha mandado el mensaje de su gran satisfacción por el trabajo de México para contener las corrientes migratorias hacia su frontera sur.

-Sigan así y no gravaremos sus importaciones jamás.

Anymore…

El mensaje verbal es complemento de mil elogios, entre ellos el vertido luego de entrevistarse en Osaka durante la reunión del G-20 con Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores:

-Me reuní con México (sic), con sus representantes, que han hecho un trabajo increíble. Lo aprecio y quiero darles las gracias por ello. Tienen seis mil tropas en su frontera sur, es muy difícil entrar ahora.

CAÍDAS DE 80 A 90 POR CIENTO

A los datos:

Todos los días la agencia CBP –Customs and Border Protection, con seis mil empleados en sus fronteras- entrega un reporte de la situación en la línea México-Estados Unidos. Y ahí están los números.

El enojo mayúsculo de Donald Trump fue el 22 de mayo, cuando decenas de miles cruzaron esa frontera sobre todo en la zona más porosa, la comprendida entre Texas y Tamaulipas. ¿Y hoy?

Bueno, pues anda 80 o 90 por ciento abajo, según los reportes de fechas recientes.

Este espacio, dedicado a obtener información, desconoce cuál sea la metodología usada por el imperio estadunidense para hablar de cifras tan precisas.

Al margen de dudas personales, después de aquel pico vino el acuerdo, el compromiso signado por le canciller Marcelo Ebrardy el creciente despliegue de fuerzas federales y estatales.

Y como les dijo el propio Ebrard: los resultados serán mejores conforme mejoremos nuestros propios controles.



Columnas anteriores

visitas