SIN REMITENTE

Que ya caigan los primeros


Víctor Ulín

Lecturas: 1927

Las acciones legales emprendidas por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador contra el ex director de Pemex, Emilio Lozoya, y otros, a través de la Unidad de Inteligencia Financiera(UIF) que dirige Santiago Nieto, abre la espera para que en Tabasco ocurra lo mismo con ex funcionarios nuñistas que siguen amparados en la impunidad del fuero legislativo o seguros de que no pasará nada.

En Tabasco, la titánica tarea de indagar la tiene el director de la Unidad de Inteligencia Patrimonial y Económica, Arturo Abreu Ayala, decidido a combatir la corrupción e impunidad en consecuencia con la indicación presidencial y del gobierno estatal.

Si a nivel nacional los mexicanos en general recibieron con júbilo la noticia de la detención de los presuntos responsables relacionados con la compra inflada por 275 millones de una empresa chatarra a costa de las finanzas de Pemex, en Tabasco los ciudadanos sin duda agradecerían que empezaran a caer los primeros ex funcionarios del ex gobernador Arturo Núñez Jiménez que no han tenido empacho en mostrar ranchos con reses de alto registro o departamentos de 8 mdp, o en exhibir los dividendos de la compra de terrenos a sobre precios con el cuento de las Zonas Económicas.

Hay que tomar con optimismo y confianza el compromiso público refrendado de Arturo Abreu durante la firma de convenio del gobierno estatal encabezado por Adán Augusto López Hernández con la UIF que preside Santiago Nieto: "No tenemos derecho a cometer errores, ya se cometieron muchos, no tenemos derecho a fallar, ya fallaron muchos en el pasado, estamos obligados a cumplirle a México. No hay espacio para excusas o disculpas. Cumplirle a Tabasco es una obligación inexorable e inaplazable".

UNIDAD Y FRATERNIDAD

El miércoles 29 de mayo, los académicos miembros del Sindicato de Profesores e Investigadores de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (SPIUJAT) que lidera José Juan Sosa Ramos, fueron celebrados a propósito del Día del Maestro. Con un pletórico Centro de Convenciones, en el ameno desayuno organizado por el SPIUJAT predominó la unidad y fraternidad.



Columnas anteriores

visitas