VECTOR X

Desempleo... y varitas mágicas


Luis Antonio Vidal

Para Tabasco, los primeros cuatro meses del 2019 se suman a la espiral de estadísticas a favor de la adversidad. Con base en los números, el corte parcial del año muestra la recesión económica y el justificado temor de los ciudadanos ante la imparable ola de violencia.

Instrumentos confiables de medición ilustran la realidad tabasqueña.

Dice el INEGI: "En marzo de 2019, la tasa de desocupación se ubicó en 3.6% de la Población Económicamente Activa (PEA) a nivel nacional, superior al 3.4% del mes previo". La tasa de desocupación se refiere al porcentaje de la PEA que no trabajó siquiera una hora, durante la semana de referencia de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, pero manifestó su disposición para hacerlo e hizo alguna actividad por obtener empleo.

"Por entidad federativa, las mayores tasas de desocupación en marzo de 2019 se registraron en Tabasco, con 7.4%; Ciudad de México, 4.8%; Durango, 4.6%; y Estado de México, 4.3%".

Grande es la brecha entre el primero y segundo lugar, algo así como dos puntos y medio. La inseguridad también remite al edén a posiciones nada honrosas. La percepción de inseguridad en Villahermosa pasó de 92.3 en diciembre del año 2018 a 95.2 en marzo pasado.

Es decir, 95 de cada 100 villahermosinos se sienten inseguros, tendencia similar en toda la entidad. Desmentir o subestimar las estadísticas sería tanto como cerrar los ojos a la realidad y obstinarse en proyectos a largo plazo. Poco o nada ha cambiado en Tabasco en 2019. Nadie tiene, por supuesto, una varita mágica para convertir con un abracadabra una calabaza en carruaje o un sapo en príncipe.

Alguna transformación, sin embargo, debería sentirse; hoy es imperceptible mientras el discurso de la esperanza sigue siendo el guión memorizado y predilecto.

LA MORRALLA

Envalentonados, organizadores de la Feria anuncian el evento como la celebración "jamás vista en mucho tiempo" *** Siguen sin pagarse diversas prestaciones a funcionarios en dependencias como Salud y Educación. No hay, no hay, les dicen *** Hasta mañana.



Columnas anteriores