¡AH, CARAY!

No cuajan Los Olmecas


Ezequiel Luna Arias

Después de un guango, por no decir flojo arranque de Gobierno, perdón de temporada, los Olmecas de Pozolandia, manejados por el grandote Adán August, perdón, Ramón Orantes, parecen recomponer la ruta, pero les está haciendo falta un relevo corto, sobre todo en Seguridad, perdón en el pitcheo, pa' sostener el triunfo que varias veces se les va de la bolsa. Bateo les sobra, aporrean la bola cual si estuvieran con pelota de espuma; cuando ganan lo hacen al son de 15 carreras a 13; y cuando pierden, la pizarra a veces es de 13 a 11. Ya de las grandes ligas, Andrew M. Obrator les jondió refuerzos, con eso de la Refinería y el anuncio del Tren Maya, perdón, llegaron peloteros cubanos que le tunden al bat imaginándose quizá que doña Blanca es Donald Trump; pero aún siguen en desbalance, pues hay más ejecuciones que detenidos, perdón, más perdidos que ganados…

En la Liga Tabasqueña, el mánager Evalisto De Lacroix, se la pasa rezongando las decisiones del chico ampáyer y por si fuera poco, confrontándose con los aficionados de hueso colorado, que le reprueban sus malas decisiones, mismas que han provocado que el equipo de Centro esté perdiendo muchos partidos y se esté hundiendo en el sótano. Puede que un día de estos, fanáticos y ampáyers se confabulen pa' expulsarlo de la liga por el resto de la temporada. Los jugadores se quejan que todo lo quiere hacer por caprichitos: manda jugadas suicidas que nunca cuajan. Les hace falta agua, luz, buenas instalaciones y uniformes, pero se hace como el que no oye; a fuerza quiere colocar al fondo del campo ese reloj floral que Pancho Peralta le dio en la torre…

La franquicia de Cañeros de Cardeniux, bajo el mando del rollizo Armando "La Pelota" Beltrán, carece de bateo oportuno; se ponchan mucho y se le indisciplinan; a veces en lugar de correr pa' primera lo hacen pa' tercera. Tendrá que hacer una limpia y reforzar pitcheo y bateo.



Columnas anteriores