¡AH, CARAY!

Amachados y los que revientan de bilis


Ezequiel Luna Arias

Lecturas: 1443

BUENO SERÍA QUE EL TRACALDE CARDENENSE APROVECHARA TRANSFERIR A LOS COMERCIANTES DEL CENTRO SOCIAL AL DOMO.
 
Aunque usted no lo crea, en Cárdenas los comerciantes ambulantes hasta se chiquean. Resulta que el Presi Beltrán les acondicionó un lugar grande, casi a un costado de la parroquia de San Antonio de Padua, pa’ que dejen la Zona Remodelada y áreas circunvecinas, pero neeel, no se quieren salir, argumentan que en la calle se vende más. Son contados los que han decidido aceptar la medida; la mayoría están amachadísimos a seguir entorpeciendo el tráfco en las calles…
 
Aprovechando el aventón, dice Toño Zavaleta qué bueno sería que el tracalde cardenense aprovechara transferir a los comerciantes del Centro Social Cardenense, al domo en cuestión y con la misma
recuperar ese espacio de recreación que tanta falta hace. Si alguno no lo sabe, desde el gobierno de Nelson “Tembeleque” Pérez, el Centro Social se convirtió en un tianguis muy encerrado y por lo mismo, con harto calor. Bien podría servir ahora para una cancha de usos múltiples; un foro para teatro y música popular, etc.
 
Los que estaban que reventaban de coraje, eran los habitantes de la Villa Aldama, en Comalcalco, dado que el domingo 21 de abril, fecha que desde que se instituyó en el calendario cívico como Conmemoración de la Batalla de Aldama y la muerte del revolucionario Ignacio Gutiérrez Gómez, no ha dejado de recordarse por autoridades municipales y estatales; pero resulta que ahora no se hizo el 21, sino hasta el 22 de abril, dado que la señora presidenta municipal de Comalcalco, doña Lore Méndez Dennis, estaba en su puente vacacional.
 
No, puej…
Dicen que el que se fue pa’ Villa, perdió su silla. Esto es casi lo que les está pasando a los del Colegio de Posgraduados, COLPOS, pues con eso que no había labores en la institución por una huelga de varios días, cientos de paracaidistas se les metieron en las tierras que usan como “campo experimental”, ubicadas en el Km. 21 de la carretera Cárdenas-Coatzacoalcos. Si la federación o el estado no actúa pa’l rescate de esas tierras, ya estuvo que se cayó el arbolito donde dormía el pavo real.


Columnas anteriores

visitas