PALACIO NACIONAL

Memorándum político


Alejandro Lelo de Larrea

Lecturas: 871

Un par de horas después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció la emisión del Memorándum para frenar la aplicación de lo que ha señalado como "mal llamada reforma educativa", se puso en evidencia que el documento no tiene soporte legal.

El ministro en retiro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, José Ramón Cossío posteó en su cuenta de Twitter: "Acabo de leer el Memorándum recién emitido por el Presidente. Carece de fundamentación y motivación. No se cita una sola norma jurídica. Es autorreferente en cuanto a su autoridad. Fácilmente impugnable jurídicamente", dijo.

El comentario de Cossío cayó como balde de agua en Palacio Nacional. Tanto, que iniciaron una operación política para respaldar el infundado documento de AMLO.

El Memorándum lo emitió López Obrador porque no ha podido sacar su iniciativa de reforma constitucional, enviada a Cámara de Diputados desde el 12 de diciembre.

En el Memorándum, López Obrador instruye a las Secretarías de Hacienda, Gobernación y Educación a "dejar sin efecto de inmediato" todo lo que establece la reforma peñista. "Lo único que nos vamos a reservar es el manejo de las plazas y la nómina", según él.

El líder de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, sin mencionarlo explícitamente así, consideró que el Memorándum es más una postura política, sin alcance legal. "Da línea a operación educativa, responde al compromiso de la 4T", calificó Monreal.

Así, por ahora sigue en promesa la eliminación de esa reforma de Peña. Difícilmente saldrá en el periodo que termina el 30 de abril. Pero ya el Memorándum sirve para darle algo a los maestros el próximo 15 de mayo.



Columnas anteriores

visitas