JUICIO

Chocos incrédulos


Abogado del Pueblo

●La repentina muerte del exsecretario de Finanzas del nuñismo, Amet Ramos Troconis, tomó por sorpresa a la chocada. Sin duda la noticia fue tomada con bastante incredulidad, nadie lo pasaba a creer. En las redes sociales se hizo cortina nublada de toda clase de versiones, desde que fingió su muerte para evadir una eventual acción de la justicia hasta que lo mató la presión de lo que supuestamente se venía a finales de año que se califique el ejercicio gubernamental del 2018.
 
LINCHAMIENTO POPULAR
●Pero si algo que fue unánime es el linchamiento popular tabasqueño contra el exfuncionario de origen chiapaneco, que trae malos recuerdos a miles de familias burócratas, maestros, pensionados, empresarios y proveedores que no pudieron cobrar en diciembre los compromisos de pago que tenía el Ejecutivo, cuyo responsable además de Arturo Núñez, fue Amet Ramos. Nadie mostró duelo ante el deceso de este personaje.
 
NÚÑEZ APARECIÓ
●Grupo Cantón fue el primero y único medio que mostró las primeras imágenes del velatorio de Amet Ramos, donde no podía faltar Arturo Núñez, quien se mostró frío y sereno, para nada afligido de la muerte de su eterno excolaborador, de 62 años.
 
¿Y AHORA QUIÉN?
●La pregunta que todos los tabasqueños se hicieron ayer fue que si ya muerto Amet Ramos, ahora ¿a quien responsabilizar del desaseo financiero de fin de sexenio? Sin duda el pueblo aún anhela justicia, pero se ve muy lejos que alguien pague, porque todas las apuestas eran para que el extesorero fuese enjuiciado, pero ¿ahora quién?, ¿Núñez?, ¿Martha Lilia?, eso quisieran cientos de miles de tabasqueños.
 


Columnas anteriores