TELÉFONO ROJO

La elección interna asusta al PRI


José Ureña

Está claro en los hechos:

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) no está preparado para la democracia.

Y menos cuando entre los aspirantes hay ajenos a la nomenclatura –término acuñado por Carlos Salinas- con el riesgo de romper el control mantenido en lustros o tal vez decenios recientes.

A la información:

Por instrucciones del Comité Ejecutivo Nacional (CEN),se convocó a reunión del Consejo Político Nacional (CPN, órgano superior después de la Asamblea Nacional) para este miércoles a las 19 horas.

Lugar: la propia sede partidista en Insurgentes Norte.

Tema: discutir y aprobar las reglas de la convocatoria para la contienda interna al proceso democrático del cual deberá surgir el sucesor de Claudia Ruiz Massieu.

Proceso organizado por el Instituto Nacional Electoral (INE) en doble vía: en la certificación de los militantes con derecho y en la supervisión, valoración y contabilidad de los votantes.

EL PATALEO DEL DINOSAURIO

Ese fue el acuerdo y al parecer todo iba en orden.

Pero ayer por la mañana comenzó a difundirse la especie:

-No habrá sesión de Consejo Político.

-¿Por qué?

-Porque no quieren soltar al partido quienes lo han explotado durante 30 años y lo han llevado al fracaso en el que se encuentra –me dijo un consejero tras ser informado de la suspensión.

-¿Cómo te confirmaron?

-Como siempre: por teléfono –me dijo para frustración periodística por no recibir copia del oficio.


Luego hablé con directivos priístas.

Su versión tiene una variante: no habrá Consejo Político el miércoles para favorecer las negociaciones entre los interesados a fin de evitar divisiones y, por encima de todo, escisiones.

En teoría participan los seis contendientes: Alejandro Moreno Alito, gobernador de Campeche; José Narro, ex secretario de Salud; Ivonne Ortega, ex gobernadora de Yucatán; Ulises Ruiz, ex gobernador de Oaxaca; el potosino José Ramón Martel y la veracruzana Lorena Piñón.

Pero no sabían de la decisión.

Tampoco hay fecha para aprobar la convocatoria, pero algo paradójico: avanzan las pláticas con el INE para la organización, supervisión y contabilidad de la contienda interna.



Columnas anteriores