VECTOR X

¿Quién amarra a Charly?


Luis Antonio Vidal

Lecturas: 1562

LAS SABIAS LECCIONES DEL BUEN LIBRO, EL MEJOR EN LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD, DEBERÍAN SERVIRNOS A TODOS PARA NO COMETER ERRORES ABSURDOS.
 
Nos enseña en Eclesiástico: “Si tienes buen entendimiento, responde a tu prójimo; y si no, ponte la mano en la boca. Tanto la honra como la deshonra vienen de lo que uno dice; y la ruina del hombre es a veces su propia lengua”.
 
No ha leído o entendido esta cátedra el diputado local Charly Valentino León, quien en el nombre del pila contradice la carga humorística con la enorme decepción de su desempeño como legislador.
 
Traspasa los límites de la insensatez en sus dichos, sólo para congraciarse con la línea discursiva del jefe de Morena, Andrés Manuel.
 
Pedir que los españoles se arrodillen ante el pueblo mexicano por lo ocurrido hace 500 años en la Conquista y calificarlo como integrantes de la peor raza, es un despropósito, una ocurrencia silvestre, una ignorancia supina de quien posee la investidura de legislador sólo por el efecto electoral de AMLO.
 
Pero el viscoso líquido de la ignorancia se pegotea con el “valiente” pronunciamiento público que sólo exhibe pobreza de pensamiento y los desmedidos impulsos de pasar el rastrillo por la barba del caudillo.
 
No es novedad que a don Charly se le patinen las ideas. Hace algunos meses reveló que la fracción de Morena aprobó la cuenta pública 2017 del ex gobernador Arturo Núñez porque se trató de una instrucción del Presidente López Obrador.
 
Al parecer, en cada legislatura sobresale alguien así. Hoy la gente se ríe de los dislates de Félix Salgado Macedonio en el Senado, y de las locuras de Gerardo Fernández Noroña.
 
Ellos y Charly se esmeran, por supuesto, para cumplir en eso de hacer historia en el basurero de lo absurdo. Que alguien les ponga una camisa de fuerza.
 
La Morralla
Metralla le ha llovido al director del Instituto de Educación para Adultos, Enrique Soberanes, porque se pelea hasta con su propia sombra, dicen sus cercanos *** Al rector de la UJAT, José Manuel Piña, también se le vino el mundo encima. Tendrá un gris final de período. Qué pena*** Hasta mañana.


Columnas anteriores

visitas