PALACIO NACIONAL

El derecho de réplica de AMLO


Alejandro Lelo de Larrea

No hay que espantarse que el presidente Andrés Manuel López Obrador ejerza su derecho réplica cuando quiera, ante publicaciones de los medios de las que, a su juicio, debe hacer precisiones.

De alguna manera siempre ha ocurrido: solía hacerlo el mandatario en turno en los discursos públicos, aunque casi siempre sus puntualizaciones eran indirectas. O mediante comunicados de prensa, conferencias, entrevistas, telefonazo.

Ahora la réplica la hace López Obrador de manera directa en su conferencia de lunes a viernes. Ya no ocupa intermediarios.

El doctor en derecho Eduardo Lima Gómez, experto en el tema de derecho de réplica se ha metido a revisar el caso de cómo debe funcionar esta protección constitucional para el ciudadano que representa a la institución presidencial. Los alcances, en principio, no deben ser distintos a los de cualquier individuo.

No debería haber riesgo mayor: la Suprema Corte determinó que "el derecho de réplica no restringe la liberad de expresión, sino que la amplía, y tutela la libertad de todas las partes: quien difunde la información, y quien resulte afectado".

En este sentido, y en el nuevo modelo de comunicación del gobierno, no debe descartarse que habrá discusiones legales sobre los dichos en las conferencias, y que incluso sea necesaria la modificación o creación de alguna legislación.

Una pregunta que queda en el aire: así como López Obrador puede ejercer a plenitud su derecho de réplica, ¿un ciudadano mencionado por el presidente en una conferencia puede solicitar su derecho de réplica, y que se ejerza ahí en el mismo espacio donde fue mencionado?



Columnas anteriores