TELÉFONO ROJO

Nuevos despidos: hasta 25 % del personal


José Ureña

Miles de mexicanos viven sus últimos días como servidores públicos. Empleados federales y/o estatales. Usted obtuvo la primicia en este espacio el 14 de febrero, cuando adelantamos la segunda camada de despidos. Se consumaría, adelantamos, entre fines de marzo y principios de abril. Dijimos: "Es una operación silenciosa. "Sin el escándalo de diciembre, cuando decenas de miles fueron lanzados sorpresivamente a la calle, sin advertencia previa y sin contar su historial, su antigüedad, su capacidad o sus funciones". Narramos la característica general.

Al llegar, neófitos al fin, la mayoría de los nuevos funcionarios medios se encontraron con el desconocimiento generalizado sobre la administración pública y llamaron a sus antecesores.

Les pidieron un reporte sobre lo hecho, los planes en marcha y los proyectos previsibles a la luz de la denominada 4T. Les dieron esperanzas de permanecer en el cargo, pero…

FECHA LÍMITE: 31 DE MARZO

Nuestra noticia la confirmó originalmente le jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo.

Se adelantó al secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, pero puesto en la encrucijada, éste debió confirmar el propósito de apretar más al aparato administrativo del gobierno. Con una acotación del subsecretario Arturo Herrera, funcionario con mayor influencia entre los empresarios y quien más tranquiliza mercados: -No se afectarán las inversiones.

Pero la medida es grande.

La inmensa mayoría de nuevos despedidos, mayoritariamente con contratos temporales, fueron obligados a presentar su renuncia con fecha 31 de marzo.

Desde el 1 de abril pasan al desempleo.

Hoy se sienten traicionados porque fueron honestos: entregaron sus proyecciones e inclusive, la estrategia a seguir para alcanzar las metas.

Los ceses afectarán de manera distinta a cada dependencia. En algunas de ellas se irán directores de área, directores adjuntos, jefes de departamentos y encargados de trabajos especiales. En otras, podría alcanzar hasta la cuarta parte del personal.

Sí: 25 por ciento.



Columnas anteriores