TELÉFONO ROJO

Guiño de Felipe Calderón a López Obrador


José Ureña

Lecturas: 490

Es para Ripley:
El ex presidente Felipe Calderón, a quien Andrés Manuel López Obrador acusa de haber convertido a México en un cementerio y amenaza con encarcelar, salió en defensa del tabasqueño.
 
El panista fustigó los abucheos lanzados al de Macuspana el sábado durante la inauguración del estadio Alfredo Harp Helú de los Diablos Rojos del México.
 
Agresión registrada por un López Obrador uniformado de anfitrión y de aficionado escarlata sin serlo y de la cual responsabilizó en su discurso oficial, inusualmente breve, a la “porra fifí”.
 
Escribió Calderón:
“Lo del estadio pudo haber si aun desahogo pero no estuvo bien.
 
“Debemos aspirar a que la tolerancia prevalezca: que se respete al Presidente aunque se discrepe de él, y el Presidente respete a quienes piensan diferente.
“Si se sigue polarizando y descalificando, no lo lograremos”.
 
“ES LA INSTITUCIÓN PRESIDENCIAL”
Hablo del tema con el ex presidente Felipe Calderón.
-No es Andrés (Manuel López Obrador), es la institución presidencial.
Como tal, me explica, representa la unión de todos los mexicanos y en este momento no existe y, algo peor, pareciera haber interés por polarizar más a la sociedad.
-Además -acoto-, son comunes los abucheos a los presidentes en eventos deportivos.
Paso revista:
Sucedió a Gustavo Díaz Ordaz, y mire nada más quién, en la inauguración de los Juegos Olímpicos de 1968, aunque entonces acababa de suceder la matanza de Tlatelolco.
-Y a Miguel de la Madrid -me recuerda- en el Mundial de Futbol de 1986…
-La única salvedad -rememoro- fue la de José López Portillo cuando inauguró el estadio de futbol de Nezahuacóyotl.
En el dialogo de dos viejos conocidos, Calderón insiste en cómo se enardece a la sociedad y, en la misma medida, cómo debe haber tolerancia de todos.
-Del presidente, sobre todo, que debe unir para poder gobernar -remarca con golpecitos en mi hombro.
Sí, sobre todo él porque, si no, no sabemos a donde vamos.
 
PRI: LA APUESTA DEL TODO O NADA
1.- Ya viene la contienda.
Como aquí adelantamos, Alejandro Moreno Alito enfrentará al doctor José Narro Robles por la presidencia del Partido Revolucionario Institucional (PRI).
Arenga Alito:
“Ha llegado el momento de iniciar la transformación del PRI y hacer la apuesta más grande de todo o nada por la democracia del partido”.
El reto, sostiene el gobernador de Campeche, es regresar su conducción, su gestión y su política a la militancia, mayoritariamente joven y con la cual se identifica.
El doctor Narro habla de reconciliación interna y de asumir las causas de justicia social por las cuales luchó el PRI durante los decenios de su mandato.
Todas ideas rescatables.
Lástima: se van a enfrentar -habrá otros candidatos sin posibilidades- y si no hay conciliación de bandos -y será la última oportunidad del
PRI.
“La apuesta más grande”, me insiste Alito.
Pero “la apuesta más grande” enfrenta retos, como informaremos aquí con información muy precisa, muy completa.
Y 2.- mérito tiene la decisión política del gobernador Quirino Ordaz en Sinaloa.
Dio orden de perseguir a corruptos y ya está bajo proceso Armando Villarreal Ibarra, secretario de administración y Finanzas de Mario López Valez, Malva.
El y el ex subsecretario de Egresos, Andrés Daniel Guzmán Cota, por el desvío de casi 300 millones de pesos.
 


Columnas anteriores

visitas