¡AH, CARAY!

Ni güele ni jiede


Ezequiel Luna Arias

Lecturas: 1295

Con casi una semana de norte, dirán algunos que se les mojó la pólvora; pero no, lo que pasa es que los tracaldes de Pozolandia están más pendientes de las convocatorias a cambio de delegados, que a otros asuntos. No quieren que se les cuele ninguna sabandija a delegaciones importantes…

Otro que no agarra el ritmo de bateo y anda en un slump de la fregada, es Enrique del Ángel Flores, nuevo rector de la Universidad Popular de la Chontalpa; yo creo que se la pasa más tiempo en el Solé que en Rectoría; ahí al menos le soplan al oído Pedro Miguel Palace y Lalo Romero; al cabo en la silla deja a Martín Murillo, viejo conocido de estas heroicas tierras. No te digo: en polaca a la choca más vale tener palancas que carrera. En la comunidad upechiana se dice que tan malo el pinto como el colorao, pues a Querubín y Enrique, el nuevo, les falta carácter. Ni güelen ni jieden, diría tía Ticha…

De tira y agáchate se puede decir que está la situación en Pozolandia, si tomamos en cuenta las cifras que acaba de dar a conocer el Sistema Nacional de Seguridad, donde se resume que en lo que va del año subieron las ejecuciones y el abigeato y bajó poco el robo a casas habitación y a comercios. La esperanza es que en dos o tres meses se aparezca la Guardia Nacional, como el Chapulín Colorado, esperando contar con su astucia, pa' que de una vez por todas se pueda respirar un aire de tranquilidad…

Si no lo dijera el Góber Adán Augusto, pensaría que es una vacilada el anuncio de que vendrá a instalarse una embotelladora de agua de coco a Frontera, cuando sabemos que el amarillamiento letal hace mucho acabó con la producción de coco y copra en la entidad.

Ahora resulta que ni siquiera se han sembrado las mil hectáreas de cocales resistentes a la plaga y ya se está pensando envasar el agua; como él mismo lo reconoció, está en pañales.



Columnas anteriores

visitas