TELÉFONO ROJO

Ni Elba ni CNTE: la nueva estrategia


José Ureña

El magisterio rebelde está en la agenda del gobierno desde antes del gobierno.

Me explicaré.

Allá por octubre, platiqué con Esteban Moctezuma, desde antes perfilado como secretario de Educación Pública.

-Tengo una curiosidad: ¿qué van a hacer con la CNTE? –le pregunté.

-Mira: yo pienso positivo. En mi recorrido por el país he encontrado a un magisterio comprometido con la educación. Esa es la respuesta: el maestro al aula. Así de simple.

Sólo reclaman, agregó, más atención y estímulos, no amenazas.

Realizaba foros y a la par, desde Oaxaca, Andrés Manuel López Obrador exigió a la Coordinadora a regresar a clases y cumplir su responsabilidad.

No se anularía la Reforma Educativa de Enrique Peña, les dijo en síntesis, si no regresan a las aulas y terminan sus movilizaciones.

 

Y MÁS PROTAGONISMO AL SNTE

El propósito no ha cambiado.

Andrés Manuel López Obrador está decidido a no otorgar más cesiones del Estado en materia educativa para esos grupos, y tampoco a darles recursos fuera de la ley.

El primer pulso lo enfrentó en el movimiento de enero y febrero del magisterio michoacano cuando sus miembros bloquearon el transporte ferroviario y carretero y causaron daños por decenas de miles de millones pesos.

El gobierno y en especial el secretario Esteban Moctezuma –la Secretaría de Gobernación estuvo ausente de las negociaciones- encontraron un problema: no se había pagado a educadores contratados y por eso se les dio dinero.

La oposición a la nueva reforma es más beligerante, como muestra el rego del secretario de la Sección VII, Pedro Gómez Bamaca:

-Si esta es la Cuarta Transformación, que se atengan a las consecuencias.

El trato con la CNTE tendrá curso, pero hay otras acciones en marcha: Mayor fuerza al SNTE de Alfonso Cepeda como titular del contrato colectivo y de las relaciones con el Estado.

Y respetar el espacio de otros personajes como Elba Esther Gordillo, pero sin entregarle el gremio, como se temía cuando acordaron la alianza en octubre de 2017.

Por ahí va la estrategia.



Columnas anteriores