TELÉFONO ROJO

La extensa tentación de la reelección


José Ureña

Lecturas: 369

Con frecuencia, por no decir constancia, los presidentes mexicanos piensan en la reelección.

En el breve espacio de este espacio describiremos hechos reales:

A mitad de su mandato, Miguel Alemán cayó en ella y empezó a operar.

Avanzaba y encontraba lisonja y lagoteros por doquier: en el sector popular, en el campesino, en el obrero, en las incipientes cúpulas empresariales…

Pero se enfrentaba a un hombre de estatura dominante en la historia postrevolucionaria, el general Lázaro Cárdenas.

Le mandó un propio. Cárdenas del Río recibió al enviado en compañía de algunos militares e hizo pasar a uno de ellos al encuentro donde le fue entregado el mensaje:

-El pueblo me pide que siga a su servicio -decía, en palabras simples y sentido exacto.

-Dígale al señor presidente Miguel Alemán que pensaré mi respuesta -contestó con palabras poco esperanzadoras el dimisionario michoacano.

-Mi general: el señor presidente Alemán quiere la respuesta hoy mismo.

-Entonces tendrá qué consultarlo con los representantes del Ejército…

Lo interrumpió el general presente: -Nosotros pensamos igual que mi general Cárdenas.

Y se acabó el diálogo.

 

SALINAS Y LA POLARIZACIÓN

También a mitad de sexenio, Carlos Salinas empezó a operar.

Renunció al gobernador potosino Gonzalo Martínez Corbalá en aras de postularlo por el PRI.

-Sí, yo era un globo de sonda, pero no prosperó -me dijo después un Corbalá apesadumbrado.

Salinas provocó en ausencia una reunión a la cual asistió el entonces procurador Ignacio Morales Lechuga.

En su turno, el veracruzano dio su opinión:

-Mi obligación como procurador es cuidar la vigencia de la ley y la Constitución…

-Antes se reformaría -lo cuestionó el emisario.

-En ese caso, veremos… Porque cuando él llegó encontró a un país polarizado y ha tratado de unir, y no creo que quiera volver dividir al país.

Morales Lechuga se refería, claro, a que muchos mexicanos estarían a favor, pero más en contra.

Hoy el tema está en el Senado.

En tanto, dijo ayer, Andrés Manuel López Obrador ya firmó su compromiso de no reelegirse pero guardó el documento para darlo a conocer después…



Columnas anteriores

visitas