VECTOR X

Tabasco: ilusiones y desgracias


Luis Antonio Vidal

Lecturas: 1640

Alegran a todos las buenas noticias germinadas en el fértil campo de las ilusiones. Se anuncia el regreso del edén, se encienden las veladoras para pasar del paraíso destrozado a la brillantez de antaño.

Esperanza es la semilla más cultivada hoy en tierras tropicales. Ya vendrán, nos dicen, las tarifas justas y el borrón a los deudores de la CFE, el renacimiento del campo, el resplandor para los comerciantes, el apoyo directo -en serio, no con vaquilla de tres pesosa los ganaderos, el boom de la refinería con sus multimillonarias inversiones en obra pública.

Las buenas noticias vuelan a la velocidad de la luz para reanimar al tabasqueño cuyo bolsillo espera impaciente la llegada de tantos y tantos millones de pesos.

Ayer se dio la última gran noticia: AMLO, generoso como es, ha dispuesto una bolsa de dos mil millones de pesotes para el presupuesto de Tabasco en este año. Hermoso detalle.

Aún no se tiene el dinero, pero ya se festeja y se desborda el regocijo.

Mientras las buenas noticias anuncian su próxima llegada, la falta de liquidez asfixia a los comerciantes, la escasez de recursos somete la capacidad de compra de la burocracia, y la delincuencia disfruta sus seis meses de gracia con Jorge Aguirre como titular de Seguridad Ciudadana.

Noticias buenas, noticias malas; una de anuncios y otra de hechos. Bien le decía El Quijote a Sancho: "Procura descubrir la verdad por entre las promesas y dádivas del rico como por entre los sollozos e importunidades del pobre".

A fin de cuentas de algo tenemos que vivir, aunque sea de ilusiones.

La Morralla

De muerte el hospital del ISSSTE. Pacientes son atendidos en los pasillos y a los médicos ya les da igual. El delegado Ventura Moguel ni se despeina, le vale un pepino el inhumano trato a los derechohabientes *** Con pose de sabelotodo, Miguel Wabi se estrenó como jefe del grupo ciudadano organizador de la feria Tabasco 2019 *** Hasta mañana.



Columnas anteriores

visitas