PALACIO NACIONAL

¡No pidan permiso al Presidente!


Alejandro Lelo de Larrea

Día Internacional de las Mujeres. Al final de la conmemoración que encabezó el presidente Andrés Manuel López Obrador en el Patio Central de Palacio Nacional, sienten que les quedó a deber el mandatario. No sólo él. También la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero. Esperaban más de ambos.

Aquí algunas reflexiones importantes que comparten con este reportero.

Una paradoja: que ahora, con un gobierno de izquierda, dicen que batallan más para colocar sus temas en la agenda. Y peor: hasta para ser escuchadas y consideradas por el gobierno. Lo sienten más conservador que los anteriores, que supuestamente eran los conservadores.

Expresan su postura de despenalizar la interrupción del embarazo en una ley federal. No reciben el apoyo de AMLO. Por el contrario, le da la vuelta al tema. Dice que esos temas "polémicos", deben consultarse. Definición errónea: los derechos no pueden someterse a consulta en ninguna parte. Están muy molestas.

También desconcertadas, porque sienten que el discurso de López Obrador fue más como para un acto de campaña, que para esta conmemoración. Evadió el tema de la violencia contra las mujeres. No escucharon acciones concretas de su gobierno para enfrentar este problema.

Les molesta cuando el Presidente les reprocha que los movimientos por la equidad de género y feministas no ayudaron a impulsar la transición en México. Legisladoras de Morena acusan que es falso. Que desde 1988, antes que López Obrador figurara en la política nacional, ya estaban en esta lucha.



Columnas anteriores