VECTOR X

Granier alista su regreso


Luis Antonio Vidal

Lecturas: 1943

A paso calculado, Andrés Granier pavimenta su regreso a Tabasco. Manda cartas, habla con algunos conocidos, envía mensaje de agradecimiento con motivo de su cumpleaños.

Como todo acusado, reitera su inocencia y se refiere a su encarcelamiento como "una persecución política" de Arturo Núñez. Todo se pintó para justificar así su detención.

Vive la alegría de la libertad, hoy aún condicionada, pero sabedor que pronto quedará absuelto de toda acusación y podrá venir a Villahermosa a recoger afectos y cosechar a su favor los agravios dejados por su compadre Arturo. Tiempo medido, calculado, arreglado. ¿Quién decía que política no mata derecho?

Desde la cárcel, el químico jugó sus cartas el año pasado. Ni con el PRI ni con el PRD. Apostó y ganó.

Que regrese a la vida política es imposible, por su salud, por su edad, por el agridulce sabor que dejó su administración. Si bien muchos lo quieren, también muchos lo reprueban.

Durante su gobierno permitió a sus colaboradores meterle el diente al erario y generar un impresionante déficit para Tabasco.

Sus amigos y compadres se hincharon.

La diosa fortuna les sonrió, pues con tantas calamidades que azotaron al edén el gobierno federal también soltó recursos extraordinarios manejados a discreción por funcionarios estatales. Nadie puede negar que el químico es un hombre generoso quien llegó a la gubernatura como un fenómeno social que arrasó en las urnas. Tuvo su mérito, nadie puede regateárselo. Ganó por él mismo.

Pero como gobernante, cometió el pecado de confiar en sus amigos. Populista, desordenó las finanzas del gobierno. Él lo sabe.

Hoy, organiza su regreso con las garantías de recibir buen trato, ese es el acuerdo al más alto nivel político.

LA MORRALLA

Afanosamente, Roberto Villalpando busca pasar a la historia y ya dio un gran paso: ser el primer presidente municipal de Macuspana que cambió su lugar de residencia a Villahermosa recién haber asumido el cargo. ¿Tan pronto se mareó? *** Hasta mañana.



Columnas anteriores

visitas