TELÉFONO ROJO

PAN perderá Puebla; falta oficio político


José Ureña

Lecturas: 650

El PAN perderá Puebla por falta de oficio político. Vayamos a la historia: El lunes 28 de junio de 2010 fue asesinado en Ciudad Victoria, Rodolfo Torre Cantú, candidato a gobernador del PRI a suceder a Eugenio Flores Hernández. El cártel del Golfo se acercó al equipo del aspirante a mandatario estatal y le exigió protección a cambio de grandes sumas de dinero. Él se negó a negociar. Enojados, los capos lo mandaron asesinar junto con su comitiva cuando Torre Cantú se dirigía al aeropuerto.
 
LA DIVISIÓN AL FALLECER MARTHA ERIKA
 
El martes 29 de junio, con el cadáver de Rodolfo Torre Cantú en la funeraria, Beatriz Paredes y los gobernadores del PRI reunidos en Ciudad Victoria, el mandatario estatal Eugenio Hernández Flores recibió una llamada. Era de parte de Calderón. El presidente vería con buenos ojos que se pospusiera la elección. -Esto pide el presidente. 
 
-No lo hagas –le recomendaron-, si pospones la elección, te van a culpar de la muerte de Rodolfo y te van a partir la madre. No te prestes a ese juego.
 
Y solo –“no consulté a nadie, ni a Beatriz ni a mis amigos gobernadores”, me dijo entonces Hernández Flores- designó como candidato sustituto a Egidio Torre Cantú, hermano del difunto. -Me salió bien la jugada –me comentó jubiloso cuando Egidio recibió la constancia de mayoría. Aquí está el juego: Eugenio Hernández Flores no dejó pasar el tiempo, no dio espacio para ser culpado del asesinato y el PRI retuvo la gubernatura de Tamaulipas.
 
¿Qué hizo el PAN en Puebla? Se dividió, dejó pasar el tiempo, no reivindicó la victoria de Martha Erika Alonso y hoy está en una desventaja electoral, sin opción de victoria y con un estado menos en su poder.
 
ANIVERSARIO Y TRISTE REALIDAD DEL PRI
 
Aunque usted tenga dudas, todavía existe el PRI. La organización de la ceremonia de aniversario del partido, el 4 de marzo, estará a cargo del mexiquense Ernesto Nemer, secretario técnico del Consejo Político Nacional (CPN).
 
Será interesante ver quiénes asisten, porque la reunión del miércoles apenas tuvo la presencia de tres de los 12 gobernadores priístas.
 
Poco importaba el inicio del proceso para renovar dirigencia y para especular sobre la alineación de los momios entre quienes aspiran a suceder a Claudia Ruiz Massieu.
 


Columnas anteriores

visitas