CASCARA AMARGA

Vicente Guerrero, patriota inmortal


Laureano Naranjo Cobian

Lecturas: 888

Vicente Ramón Guerrero Saldaña nació en la intendencia de Tixtla en el año de 1782 (El estado de Guerrero aún existía) y murió en Cuilapan, Oaxaca el 14 de febrero de 1831. Don Ignacio Manuel Altamirano Basilio, su paisano, lo describe así: "alto, trigueño, de aspecto gallardo, no parecía, por su traje y su manera de hablar, costeño; más bien revelaba desde luego su origen indígena o mestizo, lo que se conocía por su nariz aguileña. Su familia se dedicaba a la armería y por eso él desde joven pudo dar mantenimiento y forjar espadas, fusiles y cañones. De claro talento, natural. Tenía habilidades para la guerra y esa disciplina le sirvió para combatir a los realistas durante la Independencia. De oficio, fue arriero, lo cual le permitió conocer los caminos y veredas donde más tarde desplegó su gran capacidad militar y su astucia para burlar al enemigo. Era invencible con la espada, el sable, la pistola, el fusil y la bayoneta. Digno héroe de la Guerra de Independencia, fue el intrépido rebelde que mantuvo fulgurante la antorcha de la libertad, años después de que habían muerto los primeros héroes de la Patria. Como no había forma de derrotarlo y el ejército realista se veía impotente, el Virrey, por conducto de su padre, le ofreció el indulto y varias prebendas más, pero el integérrimo patriota jamás aceptó ese perdón de la autoridad Virreinal, y recordando ese hecho histórico, años después, Don José Rosas Moreno, poeta destacado del estado de Jalisco, le escribió este breve poema que todos conocemos: En los montes del Sur, Guerrero un día,/ alzando al cielo su serena frente,/ animaba al ejército insurgente/ y al combate otra vez lo conducía./ Su padre en tanto con tenaz porfía/ suplicaba a su hijo tiernamente/ y en los delirios de su amor ardiente/ sollozando a su planta le decía: vengo en nombre del rey/ tu dicha quiero/ poderoso te hará, dame tu espada/ ¡jamás! Llorando respondió guerrero, tu voz es Padre para mí sagrada/ ¡más la voz de mi Patria es lo primero! Este 14 de febrero se cumplen 188 años de que cayó bajo las balas de la traición, pero su memoria y su figura se agigantan cada día en la conciencia colectiva de la Nación. ¡VIVA GUERRERO!.



Columnas anteriores

visitas