ANALISTA

El dinero en energía


MBA. Ramsés Pech

Aclaro que no pertenezco o tengo afiliación alguna a partidos políticos; mis aportaciones son de estadística y análisis basado en mi experiencia de ingeniero en la industria de la energía, así como en economía para la planeación, diseño y operación (campo) en proyectos de esta índole.

Esta semana ha sido de un ir y venir de información, sin clasificar en forma correcta la realidad del dinero de dónde proviene para realizar cualquier proyecto en la industria energética.

La mayoría de comentarios y opiniones se han reflejado en ideologías, información sin comprobar la fuente, y suposiciones de comentarios que pasan de una voz a otra.

El concepto técnico y operativo del dinero podrá tenerse sólo de dos fuentes para proyectos dentro de un país:

Inversión pública ligada a un presupuesto que proviene de un ingreso que la administración de una nación determina. La mayoría de las veces no está ligada a un retorno de la inversión y está bajo un perfil de un beneficio social de control financiero. Dando lugar a tener un mercado controlado que esté de acuerdo al poder adquisitivo de la sociedad, y destinando dinero en aportaciones denominados subsidios; cuyo objeto es mantener un mercado controlado sin crecimiento.


Inversión privada basada en el análisis de un mercado de una nación o región, dependerá del monto a invertir de acuerdo a las condiciones políticas, financieras, sociales, y ahora en el sigo XXI de las percepciones que se tengan de acuerdo a indicadores financieros, certificaciones o calificaciones.

Requiere tener un retorno de la inversión en un período de tiempo determinado, y mantener el proyecto de largo plazo a donde contenga libre intercambio de precios y competencia; adonde el consumidor final pueda tener decisión de cuánto o a quién comprar.



Columnas anteriores